Aprende a navegar con seguridad: competencias digitales para saber si la web que visitas es segura

  • Navegar por cualquier web que vemos en el universo de Internet no siempre es una tarea segura. 
  • Muchos de los ciberataques se pueden evitar poniendo en marcha algunas de las recomendaciones que ofrecemos en este artículo.

Más del 90% de los problemas de ciberseguridad se deben a errores humanos. Así lo constata el Incibe, el Instituto Nacional de Ciberseguridad. El factor humano es por tanto una parte esencial de la cadena que impide que suframos ciberataques o que seamos víctimas de ‘phising’, ‘malware’, timos o cualquier otra ciberamenzada. No solo en los entornos laborales, donde se manejan gran cantidad de datos y de información relevante y golosa para los ciberdelincuentes, también en nuestra vida diaria y en nuestra rutina como usuarios de Internet debemos saber qué hacer y qué acciones evitar para proteger nuestros dispositivos.

Una acción básica que la mayoría de la ciudadanía actual hace a diario es acceder a páginas webs de todo tipo. Una acción aparentemente sencilla, sin mayor riesgo, que hacemos de manera automática. Pero, ojo, porque en un acto tan rutinario como acceder a determinados sitios webs puede esconderse un espacio poco seguro. Tampoco hay que alarmarse. Con los trucos y habilidades que mostramos en este artículo del blog del Centro de Desarrollo de Competencias Digitales de Castilla-La Mancha, Bilib, aprenderás a identificar si la web que visitas es segura o si es mejor huir de ella.

Para saber cómo de confiable es una web hay que conocer una serie de aspectos que nos indicarán su nivel de seguridad y tener la certeza de que, mientras navegamos en ese sitio web, estamos a salvo. 'El conocimiento te hará libre', decía Sócrates. Le añadimos, con permiso, a la frase del filósofo: '...libre de ciberataques'. Pon tú la atención, que nosotros te damos el conocimiento. Veamos.

Mira con atención la dirección de la web.

Puede parecer una obviedad, pero puede salvarte de un susto posterior. Una simple letra 's' puede darte alguna pista sobre el nivel de seguridad del sitio que visitas. Las webs que visitamos disponen a veces de un certificado de seguridad que asegura que la web cuenta o no con un protocolo para transmitir información de forma segura.

No es necesario tener grandes conocimientos de ciberseguridad para adivinar si la web tiene o no este certificado. Basta con fijarse en la URL o dirección de la web y comprobar que contiene la letra 's' en el https. Es decir, si no la tiene, si aparece como , la web podría no ser segura. Mejor fiarnos de sitios cuyo URL sea .

HTTPS es la transmisión de forma segura de datos entre una web determinada y el navegador para proteger la confidencialidad de los datos de los usuarios entre los dispositivos que emplea (PC, ordenador, tablet...) y la web. Para ello emplea un cifrado para que los delincuentes no puedan acceder a información confidencial.

Pero, ojo, hay algunos navegadores que no muestran el inicio de la dirección, sino simplemente el candado, signo de la seguridad que tiene el sitio web.

Igualmente es importante fijarse en las direcciones porque podemos encontrar que se han alterado de una manera muy poco discreta y que intentan confundirnos con el uso de ceros en lugar de oes, por ejemplo. Así, es preferible evitar acceder a Amaz0n, pues sabemos que el nombre real es Amazon, con o, y una dirección confusa puede llevarnos a un sitio web del que hay que huir. Ocurre que a veces navegamos por enlaces, y no sabemos el sitio exacto al que nos lleva ese enlace. Para saber dónde nos dirige podemos poner el cursor sobre el link podemos saber a qué URL nos dirige.

El candado de la URL.

Para saber si la web que visitamos posee el certificado HTTPS y, por lo tanto, es segura, debemos fijarnos en un pequeño candado que se encuentra en el extremo izquierdo de la barra de direcciones.

Es una pista más para saber que la web cuenta con esta seguridad. Además, si pulsamos sobre el candado puedes conocer detalles de la información de seguridad empleada en la web, como el tipo de cifrado utilizado.

Extrema las precauciones si no dispone de candado y no des datos personales o de cobro.

La seguridad de tu navegador es clave.

Los principales navegadores con los que accedemos cada día a cientos de webs de todo el mundo disponen de herramientas de seguridad que pueden ser muy útiles para evitar llegar a sitios poco fiables. Activando esta seguridad, es el propio navegador el que puede bloquear ventanas emergentes, desactivar el contenido Flash que no sea seguro o evita descargas que puedan ser un virus. En la configuración de tu navegador encontrarán una pestaña donde puedes ver y activar las distintas herramientas que mejoran tu experiencia de navegación. Por ejemplo, en Mozilla Firefox la ruta es Opciones/Privacidad y seguridad, en Google Chrome es Configuración /Configuración avanzada/Privacidad y seguridad, en Microsoft Edge es Configuración /Configuración avanzada, y en Apple Safari es Preferencias/Seguridad y preferencias/Privacidad.

Algunos servicios online pueden aportar una dosis de seguridad extra

El mercado ofrece espacios para rastrear una dirección web y saber qué nivel de seguridad dispone. Son herramientas que rastrean en busca de virus o amenazas que pongan en riesgo la seguridad de tus datos en Internet. Por ejemplo, Virus-total es una web donde puedes pegar la URL y determina si es un lugar seguro o en el que es mejor no acceder si no quieres sufrir algún quebradero de cabeza con la ciberseguridad. Es gratuito y puede ser útil y contribuir a tu seguridad.

También puedes consultar Whois, un directorio que ofrece datos sobre quién está detrás de cada web o qué organización gestiona el dominio.

Rastrea en Internet información de la web.

A veces, pequeños gestos que parecen no ser útiles son la mejor forma de prevenir y evitar acceder a sitios poco fiables. Puede parecer básico, pero si pones el nombre de una web concreta, o de cuya seguridad dudas o sospechas, en tu buscador de cabecera podrás obtener resultados sobre la seguridad y la experiencia de otros usuarios. Si esa web no es segura, fácilmente tu buscador arrojará resultados con opiniones desfavorables de otros usuarios y su experiencia.

Esta técnica es especialmente fiable cuando la web ofrece algún servicio por el que haya que pagar. Antes de iniciar el proceso de compra o de facilitar ningún tipo de dato de tu cuenta bancaria, entra en el buscador y lee lo que dicen otros usuarios. Aprender de la experiencia de otros siempre es una buena fórmula para caer en el mismo error que otro internauta.

Detalles que no debes olvidar...

Además de lo que ya hemos hablado, es interesante que tengas en cuenta otros tips o consejos que te ayudarán a conocer el nivel de seguridad de la web.

Una página con política de privacidad es un plus en seguridad. Suele ofrecerse cuando entras en la página en la parte de abajo. Es una herramienta que se exige en muchos países a las webs seguras. Esta política de privacidad (que a muchos os sonará porque aparece en lugar preferente cuando accedemos) especifica el tratamiento de los datos de los usuarios que llegan a esa página.

Si hablamos de tiendas online, existen sellos que son una garantía de que la compra en ese sitio es segura. Son una señal de seguridad y fiabilidad y su obtención implica que el sitio web garantiza el cumplimiento de buenas prácticas de seguridad validadas por algún organismo.

Es el caso del Sello Ecommerce Europe, de la Asociación Española de la Economía Digital y la Asociación Europea de Comercio Electrónico.

Pero, ojo, porque a veces ese sello puede piratearse, por lo que verlo en un lugar destacado en un sitio no debe ser lo único que garantice que el lugar es seguro.

El mejor modo de potenciar tu seguridad cuando navegas por Internet y evitar la intromisión en tus datos personales o confidenciales es mejorar y avanzar en tu conocimiento de las competencias digitales, las TIC y de las herramientas que ofrece. En este sentido, desde el Centro de Desarrollo de Competencias Digitales de Castilla-La Mancha, 'Bilib', tenemos para ti una gran variedad de cursos, que puedes disfrutar de manera gratuita para mejorar tus competencias digitales y tu perfil TIC personal y profesional. Son formaciones para todos los perfiles, niveles y edades. Consulta los cursos en formato online, presenciales o webinars y la plataforma de elearning Formados, que ofrece contenidos formativos de calidad. Entra en https://formados.bilib.es/ y descúbrelo tú mismo. 

Además de la formación, te ofrecemos otros servicios como los Puntos de Inclusión Digital. Son espacios donde conectarte a Internet, resolver tus dudas TIC y formarte en competencias digitales. Hay cientos de centros en toda Castilla-La Mancha. Busca el más cercano a tu domicilio y acude a él para disfrutar de todos los servicios que te ofrece.

También para las personas que deciden emprender o para las que ya lo han hecho y quieren mejorar, el Centro de Desarrollo de Competencias Digitales de Castilla-La Mancha dispone de un servicio de asesoría, llamada Red de Asesores Tecnológicos, para solventar tus dudas sobre tecnología y mejorar el perfil TIC de tu empresa.

En la web del Centro de Desarrollo de Competencias Digitales, en el Área de Emprendedores, tienes toda la información necesaria sobre el proceso y las fases para emprender. También dispones de un Directorio de Proveedores TIC de Castilla-La Mancha, para encontrar soluciones en materia TIC para tu empresa con un directorio de negocios de la región que puede auxiliarte en distintas materias TIC para tu negocio.

 

 

Valoración:  

Sin votar aún. ¿Se el primero en valorar esta noticia! Pulsa para enviar tu valoración.