Aprendiendo a navegar en Internet: Cómo y dónde vender de forma segura por internet las cosas que ya no usamos

  • El auge de las ventas de artículos de segunda mano ha llevado a la proliferación de plataformas donde comprar y vender cosas que ya no usamos o no necesitamos.

  • Existen webs o apps especializadas, más tradicionales, nuevas en el sector... Repamos algunas de las más conocidas y analizamos los aspectos más destacables de cada una de ellas. 

Muchos de nosotros tenemos el desván y los armarios repletos de cosas que ya no necesitamos, no usamos o nunca debimos comprar, pero que puede ser de utilidad para otra persona. Hasta hace unos años, desprenderse de estos artículos no era tan sencillo como con la irrupción de las plataformas de compra y venta de artículos de segunda mano. Antes acudíamos al mercadillo convencional de los sábados, o lo llevábamos a alguna tienda física donde recogían lo que ya no necesitas y donde tu ganancia era mínima. Sin embargo, en los últimos años estamos asistiendo a una irrupción de múltiples opciones de venta de artículos de segunda mano por Internet, donde podemos vender nuestros productos usados directamente al interesado.

El mercado de segunda mano está de moda, aupado por el reciclaje, la segunda vida, la economía limpia y el consumo responsable. Consciente de esta tendencia, el universo de Internet nos ofrece múltiples opciones para vender y comprar artículos usados y hacerlo de una manera cómoda y sencilla. Existen plataformas multisectoriales, donde poner a disposición de otra persona cualquier tipo de utensilio, y otras especializadas, por ejemplo, en moda. A la hora de elegir en qué plataforma vender debemos tener en cuenta sus particularidades y conocer alguna de las ventajas e inconvenientes que supone esta práctica.

Como toda venta, supone un beneficio monetario para el que vende. Es una manera de amortizar el producto y sacar algo de dinero con su venta y recuperar parte de lo que costó cuando lo compraste. Además, el que compra lo hace a un precio mucho menor de lo que valdría el producto nuevo. Dar una segunda oportunidad a lo que ya no usas supone también para el que compra una oportunidad de hacerse con productos retirados del mercado. Pero no debemos dejarnos llevar por el precio o las ganas de tener eso que ya no se comercializa, y hay que tener en cuenta algunas recomendaciones para evitar sustos. En este punto es esencial elegir una plataforma que nos dé seguridad. Es recomendable usar sitios web o aplicaciones donde haya que registrarse, de manera que compradores y vendedores estén identificados, y donde la propia plataforma garantice cierta seguridad en la operación de venta y compra y envío y recepción del producto. Siempre es interesante informarse bien de las formas de pago, de las reclamaciones y de las garantías que ofrece la web o app. En este artículo vamos a conocer alguna de esas plataformas.

EBAY

Aunque está tradicionalmente vinculado al mundo de la subasta, cuenta con una sección para vender y comprar artículos de segunda mano directamente, que podemos encontrar organizados por categorías. Su gran popularidad hace de Ebay un espacio donde encontrar productos difíciles de comprar en mercados habituales. Es el lugar de las reliquias.

Permite el seguimiento del precio de los productos que nos interesan, para ver si tienen alguna rebaja. Además, como vendedores podemos decidir si establecer un precio fijo o subastar nuestro producto y que se lo lleve el mejor postor. Tiene una comisión por artículo vendido del 8%, a lo que hay que sumar gastos de envío. Los pagos se efectúan a través de PayPal, que otorga cierta seguridad al proceso de compra y venta, ya que si el artículo no llega reembolsa el dinero.

Para vender no requiere especiales conocimiento de tecnología ni de ventas. Basta con crear un anuncio y seguir los pasos, aunque este proceso puede resultar tedioso.

MILANUNCIOS

Si alguna vez has vendido algo de segunda mano por Internet o simplemente has buscado algún artículo, es probable que hayas acabado en la web de Milanuncios. Es una de las plataformas más conocidas y extendidas del mercado. Su popularidad la ha llevado a ser un espacio muy visitado, por lo que nuestros productos pueden llegar fácilmente a posibles compradores. Tiene un funcionamiento muy sencillo, al igual que su diseño, basado en una lista de categorías, un buscador y unos resultados basados en fotos y descripciones de poco más de 500 caracteres. No requiere registros previos para anunciarse, solo hay que introducir un email, donde el anunciante recibe una contraseña para poder gestionar el anuncio. Es gratuito, aunque su versión de pago permite que el anuncio se renueve automáticamente y, de esta manera, obtenga mejor posicionamiento.

En 2020, Milanuncios puso en marcha una nueva forma de pagar y de enviar artículos, se trata de Milanuncios Express. Una vez que se realiza la venta el mensajero recoge el paquete en la dirección indicada y lo entrega en el domicilio del comprador. El dinero queda retenido hasta que el comprador comprueba que el producto es el que se anuncia. Además de este servicio, se puso en marcha otra novedad: Milanuncios Pro, pensada para vendedores profesionales y pequeñas y medianas empresas.

WALLAPOP

Si Ebay y Milanuncios son dos plataformas más tradicionales y asentadas desde hace tiempo en el mercado, Wallapop es más actual y una de las webs de venta y compra de segunda mano más populares.

Entre las ventajas más destacadas está su geolocalización, lo que significa que podremos ver aquellos artículos de segunda mano que se venden cerca de nosotros, en nuestra propia ciudad o provincia. Así el trámite de compra y venta es más sencillo y ágil y podemos ver el producto antes de comprarlo incluso. Aunque esto no impide que podamos enviar o recibir productos de otros puntos alejados, gracias a sus sistemas de envío y pago seguro.

En Wallapop los usuarios cuentan con un chat que los conecta con los vendedores para resolver cuestiones o dudas sobre el producto en el que estamos interesado, sobre el proceso de pago o la entrega. Anunciarse en gratis, aunque si pagas puedes destacar tus anuncios sobre el resto.

VIBBO

Es probable que hayas escuchado hablar alguna vez de segundamano.es, espacio dedicado a la compra y venta de productos de segunda mano que actualmente se llama Vibbo. Heredó del antiguo nombre la trayectoria y la comunidad virtual generada en torno a la marca.

Su buscador es sencillo: basta con escribir el producto que necesitamos y la ciudad donde queremos realizar la compra, para que la web nos arroje los resultados.

Si eres de los que vende asiduamente, en Vibbo puedes crear un espacio, a modo tienda virtual, donde vender todos los productos que ya no necesitas o de los que quieres desprenderte. Para ello tienes que ser autónomo y ser usuario de pago. Si lo que necesitas es vender puntualmente, el servicio es gratuito.

Publicar un anuncio es fácil. Basta con introducir el título del artículo, describirlo, subir fotos y el precio.

VINTED

“Chic para mí, chic para mí, hazme una rebajita. Claro que sí, guapi”. Si has leído esta frase con el pegadizo tono del ya famoso anuncio sabes que hablamos de Chicfy, un portal especializado en compra y venta de ropa y complementos de segunda mano que desde hace algo más de un año pasó a denonimarse Vinted.

El auge de la compra y venta de moda usada ha hecho de esta plataforma un espacio con mucha demanda entre amantes de la moda que acuden a ella para conseguir productos descatalogados o más baratos que de primera mano.

En Vinted encontramos ropa, calzado y complementos para hombre y para mujer y su buscador arroja resultados por estilo, marca, talla o tipo de producto que necesitemos.

Para vender o comprar necesitas crear tu cuenta y registrarte en la web. Para vender es imprescindible una foto del producto que defina bien el estado en el que se encuentra la prenda, así como una descripción lo más exacta posible, con la talla, el precio y el estado de conservación. Si lo que quieres es comprar, solo tienes que buscar el producto que te interesa, desplegar la descripción del producto y conocer si cuenta con seguro, si se puede descambiar, qué método de envío tienen, o las opciones de pago.

Permite escribir al vendedor con una contraoferta, comprar directamente sin regateos, o añadir a favoritos para seguir viendo otros productos y volver a tus favoritos en otro momento.

Cualquiera de estas plataformas son espacios que pueden resolvernos una necesidad y hacerlo a un coste menor que si el producto adquirido fuera nuevo, que pueden ayudarnos a desprendernos de artículos que no necesitamos y de paso coger algo de dinero, y que, por qué no, puede ser una primera toma de contacto con la venta online y el comercio electrónico.

Si te interesa aprender y profundizar en temáticas como la venta online o el ecommerce, en el Centro de Desarrollo de Competencias Digitales, Bilib, podemos ofrecerte herramientas para aumentar tus habilidades digitales y para conocer qué recursos necesitas para emprender. Tienes a tu disposición de manera gratuita, recursos formativos presenciales, online y webinars que puedes consultar en su web y en la Plataforma Formados. Además, cuentas con Puntos de Inclusión Digital y Centro de Internet repartidos por la comunidad manchega donde puedes acceder a Internet de manera libre y gratuita y donde puedes formarte de manera presencial.

Y si estás pensando en emprender o ya eres empresario y quieres mejorar en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en tu empresa, en Bilib tienes un servicio de asesoramiento tecnológico gratuito que ayudará a mejorar tu negocio o un Directorio de Proveedores TIC donde localizar otras empresas que solucionen tus necesidades tecnológicas.

Valoración:  

Valoración: 5.0 de 5. 2 voto(s). Pulsa para enviar tu valoración.