Aprendiendo a navegar por Internet desde cero: Envío e intercambio de archivos grandes, 5 soluciones para el envío digital

  • Cuando necesitamos enviar archivos muy pesados, no siempre podemos recurrir al correo electrónico.
  • Existen soluciones para enviar documentos, fotos o proyectos de gran volumen, de forma sencilla y gratuita y con distintas funcionalidades que te contamos en este artículo

Cuando nos vemos inmersos en el mar de Internet, comenzamos a descubrir sus potencialidades y a hacer uso diario de sus herramientas, a veces necesitamos enviar archivos tan pesados que nuestro correo electrónico no nos lo permite. Del mismo modo que en un sobre de papel no podemos mandar un objeto de 10 kilos de peso, en un correo electrónico no podemos enviar un archivo que pese varias gigas. En el primer caso, tenemos que acudir a una empresa de paquetería que haga llegar nuestro objeto al destinatario; en el segundo, contamos con distintos servicios para enviar archivos tan pesados que no 'caben' un mail convencional. En este artículo del blog del Centro de Desarrollo de Competencias Digitales, “Bilib”, ya vimos las distintas posibilidades que tenemos a la hora de hacer uso del correo electrónico. Una de las características que diferencia a los distintos servidores es el peso máximo de los archivos que podemos enviar.

Podemos encontrarnos con situaciones en las que necesitamos enviar una carpeta de fotos en alta calidad, un video de varios minutos de duración, un proyecto laboral... pero que nuestro correo electrónico no soporta o cuyo envío puede ser lento y tedioso. Para solventar esta problemática contamos con gran cantidad de servicios gratuitos (aunque ya veremos que algunos cuentan con versiones de pago mejoradas). Se trata de herramientas para enviar archivos pesados, sencillas de usar y muy útiles. Veamos algunas de ellas (no están todas las que son), cuáles son sus principales características, cómo usarla y qué capacidad de envío soportan, ya que en el mercado podemos encontrar servidores de envío ilimitado y otros que establecen un límite máximo.

WETRANSFER

Arrancamos la lista con uno de los más famosos servicios de envío de archivos. Se trata de Wetransfer, muy popular y asentado en el mercado, por su sencillez de uso y facilidad en el envío. Permite el envío de archivos de hasta 2 GB y no es necesario registrarse previamente. Tras acceder a su web, pulsa en el botón “Añade tus archivos”, buscas en tu dispositivo el archivo que quieres enviar, la dirección de correo electrónico a la que quieres enviarlo, así como la dirección del que lo envía. Puedes añadir un mensaje al destinatario. Enviar y listo.

Al destinatario le llega un enlace de descarga, que dura siete días y después se elimina automáticamente. Además, en el campo de email del destinatario puedes incluir varios emails, para que el mismo archivo llegue a más de una persona hasta un límite de 20 receptores.

Cuenta con una modalidad gratuita, básica, aunque suficiente para un uso común y doméstico. Si necesitas más, puedes registrarte por 12 euros mensuales en su servicio Wetransfer Plus, con el que puedes enviar archivos de hasta 20 GB, con un espacio de almacenamiento de 100 GB. La versión de pago añade la posibilidad de añadir contraseña para acceder a los contenidos, lo que mejora la protección de tus archivos. También permite que puedas borrar los archivos una vez enviados sin necesidad de esperar a los 7 días de borrado automático de la versión gratuita.

SMASH

Si destacábamos la sencillez de Wetransfer en su uso, Smash no lo es menos. La página principal de su web nos muestra un botón que nos lleva a adjuntar el archivo que necesitamos enviar. Una vez cargado, una nueva página nos indica a qué correo electrónico enviarlo, cuál es el correo del que lo envía y un mensaje para personalizar el envío. A diferencia de otros servidores, Smash no tiene límite de envío. Es por tanto una solución muy destacada para el envío de archivos especialmente pesados o para mandar gran cantidad de archivos. Y, sí, es gratis. Una característica destacada es que envía los archivos a Slack, una herramienta de mensajería en tiempo real que facilita la gestión de grupos de trabajo, especialmente empleado en el entorno empresarial. Así que, si eres usuario de Slack, quizá Smash sea una opción más que conveniente. Su versión gratuita deja disponible los archivos durante 14 días. Otras funcionalidades de Smash es que da la opción de elegir el diseño de fondo y el mensaje de espera que aparecerá en la web de descarga, además de protegerla mediante contraseña. Podremos decidir también si queremos recibir notificaciones avisándonos de la descarga de nuestro destinatario y si permitiremos previsualizar los archivos enviados.

Cuenta también con una versión de pago, para que los archivos duran más que dos semanas, priorizar trasferencias y personalizar la URL de envío.

TERASHARE

Tampoco Terashare impone límites en el tamaño de los archivos que necesitamos enviar, por lo que es otra opción si trabajamos con proyectos grandes, aunque la velocidad de subida de archivos grandes puede ser lento. Y también es un servicio que ofrece de manera gratuita, lo que unido a su uso sencillo lleva a hacer de Terashare una opción recomendable.

Permite contar con el enlace de descarga antes incluso de que el contenido que queremos enviar se suba, aunque para tenerlo tenemos que esperar a que la subida acabe. Ese enlace se podrá enviar a tantos destinatarios como deseemos, sin límite de receptores.

Dependiendo del tamaño del archivo que queremos compartir, Terashare se comporta de una manera u otra: si su tamaño es menor de 10 GB se almacena en la nube y el receptor del archivo lo descargará cuando quiera, y si es mayor de este tamaño lo envía por P2P. Igualmente, el servicio funciona desde cualquier dispositivo, sin embargo, cuenta con una aplicación si lo que quiere es enviar o recibir archivos o carpetas de más de 10 GB.

YDRAY

Hasta 5 GB puedes enviar con esta solución que proponemos, y que tiene sello español: Ydray. Es en España y en Francia donde se albergan sus servidores. No necesitas descargar previamente ninguna aplicación ni pagar por ello. Con su versión gratuita puedes mandar hasta 50 archivos, siempre que no superen en total el tamaño máximo de 5 GB, y puedes enviarlos a un máximo de 20 destinatarios. Eso sí, en el caso de que, en lugar de modo de envío por correo, opten por generar un enlace de descarga, no tendrás límites de receptores. Tampoco es necesario que te registres como usuarios ni que crees una cuenta. Una vez subidos los archivos, estarán disponibles durante diez días. Pasado este tiempo, el archivo se elimina y dejará de estar disponible. Como suele ocurrir en estos servicios, el propio Ydray te notifica en qué momento tu destinatario ha descargado el archivo.

Este servicio es gratuito, pero cuenta con 4 planes de pago, que ofrece otras funcionalidades mejoradas de almacenamiento y de envío de archivos. Aunque se desconoce el cifrado que usan para el envío de archivos, sí especifican que garantizan la propiedad intelectual y la privacidad y que cumplen con las normas de la LOPD.

TRANSFER XL

Finalizamos este recorrido por algunas de las soluciones para el envío de archivos pesados con TransferXL. Se trata de un servicio gratuito con el que puedes enviar archivos de hasta 100 GB de tamaño y muy seguro, ya que da la opción de cifrar de extremos a extremo el archivo para protegerlos. Así, solo los destinatarios que saben la contraseña pueden descargarlo. Por lo tanto, la transferencia de archivos está encriptada desde nuestro dispositivo y no se envían datos sin encriptarlos antes. Esta característica la convierte en una opción plausible si lo que necesitamos enviar son datos confidenciales o estrictamente personales.

Es muy sencillo de usar: simplemente agrega los archivos, especifica a qué destinatarios y envía. TransferXL permite comprimir los archivos directamente en nuestro dispositivo antes de subirlos, lo que supone un ahorro importante de espacio.

Es rápido en la carga y descarga de archivos, ya que cuenta con servidores repartidos por el mundo (cuanto más cerca esté el servidor más rápido será el servicio). Permite hacer un rastreo para ver quién se ha descargado los archivos y notifican de ello. Nuestras transferencias se representan en una línea de tiempo actualizada. Tampoco requiere registro, aunque hay varios planes de pago.

Conocidos y repasados alguno de las principales herramientas de envío de archivo, ya depende de tus necesidades que elijas una u otra. Algo interesante que debes tener en cuenta es la compresión de archivos. Te invitamos a que eches un vistazo a este artículo donde analizamos 10 herramientas digitales claves para comprimir y descomprimir archivos. Al comprimir un archivo, reduces su tamaño sin perder calidad.

Recuerda que, si estás interesado en ampliar tus competencias digitales y desarrollar habilidades en materia de Tecnología de la Información y la Comunicación, en el Centro de Desarrollo de Competencias Digitales de Castilla-La Mancha, “Bilib”, podemos ayudarte en esta tarea. Contamos con decenas de cursos, online y presenciales, así como webinars o píldoras formativas, a las que puedes acceder fácilmente desde cualquier sitio y a cualquier hora. Proponemos el webinar “Primeros pasos en el uso de Internet para mayores” o el curso “Introducción al uso de Internet”.

Recuerda que en la plataforma Formados de Bilib tienes acceso al catálogo completo de cursos y al buscador donde localizar los que mejor se adaptan a tus necesidades. Además, hay repartidos a lo largo de toda la comunidad manchega, decenas de Puntos de Inclusión Digital y Centros de Internet, espacios donde navegar libremente por la web, formarte y despejar tus dudas TIC.

Valoración:  

Sin votar aún. ¿Se el primero en valorar esta noticia! Pulsa para enviar tu valoración.