Avanzando en competencias digitales: netiqueta o normas de conducta en la web, qué es y para qué sirve.

  • Abordamos la netaquita, una de las competencias digitales básicas, que hablan de las reglas mínimas de comportamiento que deben seguirse en entornos digitales.
  • Qué es, cómo mejorarlas y algunas normas básicas para regular el comportamiento de los millones de internautas que cada día conviven en el universo de Internet.

Internet es un mundo es un continuo movimiento y actualización y un espacio donde cientos de millones de personas conviven y se relacionan. Dominar y poner cierto orden al comportamiento de los usuarios en la web no es sencillo. De eso hablaremos en este artículo del blog del Centro de Desarrollo de Competencias Digitales de Castilla-La Mancha, Bilib. Estar familiarizado con las normas de conducta en las interacciones que hacemos online, tener conciencia de la diversidad de opinión, ser capaz de protegernos a nosotros mismos y a otros usuarios de posibles peligros online y ser capaz de identificar conductas inadecuadas es lo que conocemos como netiqueta.

La netiqueta es una de las competencias digitales básicas establecidas por la Unión Europea en el Marco de Competencia Digital Europea, DigComp, que identifica 21 competencias digitales clasificadas en 5 áreas. En este artículo publicado en nuestro blog, te contamos qué son las competencias digitales, cuáles son y en qué consisten.

Pero, ¿qué entendemos por netiqueta? Son las reglas que regulan cómo debemos comportarnos en la red para que quede asegurada una navegación agradable, ordenada y sin problemas. Se encargan de regular las distintas maneras de interacción como el correo electrónico, los foros, los blogs, los sitios web, los chats, las distintas redes sociales y otras herramientas en Internet.

Se encargan de facilitar la convivencia en la web, evitar que puedan darse conflictos que afecten a otros usuarios y que pueda afectar o atentar contra su honor, intimidad y propia imagen. El objetivo es garantizar que las relaciones online serán mejores y se combatan problemas como el fraude, el spam o el ciberacoso, entre otros.

Algunas normas básicas.

Aunque el sentido común debe imperar en el comportamiento en la red, no está de más recuperar y enumerar algunas de las normas más básicas para nuestro uso de la red. Recuerda el respeto y la educación deben regir la actividad de cualquier usuario de los entornos digitales.

  • Ten en cuenta que detrás de la máquina hay una persona. Cuando actúas de forma activa en la red escribiendo o actuando de alguna otra manera, ese mensaje es recibido por otro ser humano cuyos sentimientos pueden verse afectado por lo que dices. El anonimato y la ausencia, en muchas ocasiones, de filtro permite el comportamiento libre en este sentido.

  • Actúa como en la vida real. Si en tu vida habitual no tienes ciertos comportamientos poco respetables, no lo hagas tampoco en la web. Muestra tu mejor versión también en el entorno online. Ayuda, empatiza y sé compresivo. Y este comportamiento se consigue, por ejemplo, respondiendo, siendo amable, compartiendo contenidos que requieran difusión, y sin olvidar el 'gracias' o el 'por favor' que nunca están de más.

  • Cuidado con los copia y pega. Una mala práctica que se da con mucha frecuencia en Internet es la apropiación indebida del contenido de terceros. A pesar de la penalización de buscadores como Google, muchos usuarios recurren a esta praxis para ofrecer como propio el contenido que otro usuario ha trabajado en su web, en su blog, en sus redes... Si compartes lo que otro ha hecho con trabajo y esfuerzo, al menos haz referencia a las fuentes y autores.

  • Si en la vida real no se grita, en Internet no se usan mayúsculas. La premisa básica de todo usuario es que las mayúsculas, además de dificultar la lectura, equivalen a gritar. Esta norma suele incumplirse especialmente en las redes sociales, con el objetivo de llamar la atención y captar la atención de otros usuarios. Igualmente, deje de lado formas de escribir que dificultan la lectura, aunque en el mundo digital de los 90 o principios de los 2000 fueran tendencias: SuPoNg0 k sAbrAs A lo K ns ReFeRIm0sSsS. Evita las abreviaturas, a no ser que estén extendidas y reconocidas y si quieres expresar frases coloquiales, recurre a las comillas.

  • Para los entornos analógicos y, por extensión, para los digitales, usa una correcta redacción y gramática para los contenidos que crees en Internet, desde correos electrónicos hasta redes sociales, foros, webs, blog... Por eso, debe ser claro y coherente con la información, sencillo, elegante, educado y evita utilizar lenguaje ofensivo porque puede molestar a alguien.

  • Antes de participar en una actividad en Internet, es interesante que observes, comprendas, asimiles cómo comportarse en ese sitio web, sus normas a la hora de actuar en él. Las normas no funcionan de la misma manera en todos los espacios digitales y puede cometer errores por no estar informado.

  • Comparte lo que sabes y aquellos conocimientos en los que estás especializado, así como el conocimiento de otros expertos con otros usuarios de la red. Contribuye a hacer del ciberespacio un medio para enseñar y comunicar lo que sabes, que contribuya al crecimiento del conocimiento de toda la comunidad.

  • En ocasiones, los ordenadores no son tan personales como pensamos. Hay veces que compartimos dispositivo con compañeros de trabajo o usuarios de centros de conexión a Internet. Si es el caso, sé respetuoso con sus datos. No accedas a contenido que pueda ser delicado o que sean, en general, personales. Por supuesto, no los compartas ni difundas. Esta norma es de aplicación tanto para casos en los que se comparte ordenador, como para cualquier circunstancia en la que podamos acceder a información personal de un tercero.

  • Las prisas no son buenas consejeras. Por eso, antes de participar en conversaciones o discusiones asegúrate de que lo que vas a escribir tiene fundamento, dominas el tema y no lesionas a nadie. Aléjate de discusiones que no dominas y sé prudente en el momento de opinar o entrar en un grupo de discusión.

  • El que tiene boca se equivoca. El que tiene ratón y teclado, también. Todos podemos caer en errores o en equivocaciones, por ello no juzgues a los otros usuarios por sus fallos. Mucho mejor ayudarlo o sugerirle. Y, por supuesto, deja la prepotencia a un lado si encuentras un fallo.

Netiqueta en redes sociales.

Si hay hoy día un espacio donde se generan contenidos y se debate entre usuarios son las redes sociales. Un espacio, por tanto, donde las normas de comportamiento y las buenas prácticas debes ser especialmente vigiladas y puestas en práctica para hacer de estas plataformas un entorno saludable.

  • Usa con cautela los emoticonos. Aunque pueden ser de ayuda para dar a entender un texto, no recurras a ellos con exceso. Sé cauteloso y no inundes los mensajes de emoticonos.

  • Etiqueta a otras personas cuando sepas que les va a gradar o que les va a portar valor. No abuses, pues puede molestar.

  • Si hay algún comportamiento de otro usuario que te pueda molestar, actúa con calma. Puedes comentarlo directamente de forma pública o hacerlo de forma privada, pero siempre con la cautela y a educación que se exige a cualquier interacción en redes sociales.

  • Si descubres contenidos plagiados, denúncialo. También a contenidos y usuarios que estén en contra de las normas de utilización de las redes.

  • Recurre a mensajes privados para tratar asuntos relevantes para la otra persona o que sean más íntimos y exijan cierta privacidad.

  • Evita el SPAM o uso de mensajes publicitarios.

  • Para publicar alguna información privada, pide primero consentimiento. Así conseguirás evitar malentendidos y problemas posteriores.

  • Ayuda y coopera con otros usuarios que lo puedan necesitar.

Conociendo algunas normas básicas para actuar y navegar con educación y respeto por internet, será mucho más fácil el uso de las TIC y contribuirás a hacer de este entorno un espacio más saludables, seguro y confortable. En el Centro de Desarrollo de Competencias Digitales, 'Bilib', te damos soporte formativo de manera gratuito para el desarrollo de competencias digitales que mejorarán tu perfil TIC personal y profesional. Consulta la oferta formativa que ofrecemos a la ciudadanía de Castilla-La Mancha. Una oferta pensada para todos los perfiles y niveles. Dispones de cursos en formato online, presenciales o webinars. Y también cuentas con la plataforma de elearning Formados, que ofrece contenidos formativos de calidad. Entra en https://formados.bilib.es/ y descúbrelo tú mismo.

Además de la formación, en Castilla-La Mancha tienes una red de Puntos de Inclusión Digital. Son espacios donde navegar de manera libre y gratuita por Internet, resolver tus dudas TIC y formarte en competencias digitales. Hay cientos de centros repartidos por toda la comunidad. Busca el más cercano a tu localidad.

Pero si tienes un negocio o estás pensando en emprender, el Centro de Desarrollo de Competencias Digitales de Castilla-La Mancha pone a tu disposición un servicio de asesoría, llamada Red de Asesores Tecnológicos, para solventar tus dudas sobre tecnología y mejorar el perfil TIC de tu empresa; o un servicio de Diagnóstico Tecnológico para conocer el nivel tecnológico de tu organización y poder mejorar tu competitividad y tus ventas a través de las TIC. Si aun no has dado el paso de emprender, en el Área de Emprendedores cuentas con toda la información necesaria sobre el proceso y sus fases. También dispones de un Directorio de Proveedores TIC de Castilla-La Mancha, para encontrar soluciones en materia TIC para tu empresa con un directorio de negocios de la región que puede auxiliarte en distintas materias TIC para tu negocio.

 

Valoración:  

Valoración: 5.0 de 5. 1 voto(s). Pulsa para enviar tu valoración.