Email Marketing: el acorazado que mejor resiste el paso del tiempo en las estrategias de marketing digital

  • Mundo TIC
  • Mundo Emprendedor

El email marketing es un veterano dentro de las estrategias de marketing digital; un madurito interesante que sigue al pie del cañón y que, aunque parezca mentira, no ha perdido su “sex-appeal” a lo largo de las últimas décadas. Aunque muchos eran los agoreros que ponían fecha de caducidad al email marketing, lo cierto es que continúa en buena forma y sigue dando alegrías en las gráficas de conversión.

El email marketing es uno de los medios propios de una empresa que mejores resultados nos puede dar en nuestras estrategias de captación, atracción y fidelización de clientes. Puede seguir siendo una herramienta de marketing digital muy efectiva para cumplir tus objetivos de negocio.

Pero, ¿por qué el email marketing sigue en buena forma? Apuntaremos algunos de los factores clave. En primer lugar, nuestro teléfono móvil nos acompaña a todas partes, y con él, las cuentas de correo electrónico que tengamos asociadas al dispositivo.  De hecho, se prevé que el uso del correo electrónico en los smartphones superará los 3.000 millones de usuarios en todo el mundo de cara a 2020.

En este dispositivo omnipresente en nuestras vidas, como decíamos, solemos llevar sincronizada nuestra cuenta de correo electrónico personal, y en muchos casos incluso llevamos con nosotros varias cuentas de email encima (propias y/o laborales). Esta realidad provoca que los consumidores estemos permanentemente conectados y en línea.  Por tanto, tener las cuentas de correo vinculadas a nuestro smartphone ha permitido que el email marketing sobreviva a las nuevas tendencias del marketing digital y siga siendo un canal indispensable en las estrategias de marketing de las empresas.

Además, el email marketing “se lleva muy bien” con otros canales de comunicación que podemos emplear dentro de nuestras estrategias de marketing digital. Marida muy bien con campañas de publicidad en redes sociales, por ejemplo, con la publicación de banners en medios de comunicación con presencia digital o incluso puede ayudarnos a difundir eventos corporativos de la marca, tendiendo así puentes entre el mundo digital y el físico.

Por último, para explicar las razones por las que el email marketing sigue en la cresta de la ola, debemos fijarnos en la relación cercana y constante que logra crear con nuestros clientes (siempre y cuando les aportemos contenido de valor); la personalización que aporta a las campañas (permite segmentar e individualizar los mensajes); la posibilidad que nos ofrece de comunicar varios mensajes al mismo tiempo (el espacio disponible es mayor respecto a otros canales), sin olvidarnos de su escaso coste.

Los datos confirman la buena salud de este canal. Tal y como aseguran en un reciente informe de Statista, al 86% de los consumidores les gusta recibir correos electrónicos promocionales, al menos una vez al mes; según la Asociación de Marketing Directo, las acciones de email marketing segmentadas y personalizados generan el 58% de los ingresos de las empresas; y desde Econsultancy afirman que tres de cada cuatro empresarios informan que sus acciones de email marketing ofrecen un ROI (retorno de la inversión) calificado de “excelente” a “bueno”.

 

 

¿Qué es el Email Marketing?

Según el Interactive Advertising Bureau en España (IAB Spain) el email marketing es una herramienta eficaz, rápida y económica con la que poder realizar campañas publicitarias que los usuarios reciben directamente en su correo electrónico.  Desde IAB Spain apuntan a que el email marketing es el medio idóneo para llevar a cabo acciones one to one, siempre y cuando el usuario haya dado el consentimiento de forma expresa a recibir comunicaciones promocionales de la marca.

El email marketing persigue un doble objetivo:

  • Captación de nuevos clientes que nos hayan ofrecido previamente sus datos de contacto para que podamos hacerles llegar comunicaciones publicitarias.
  • Retención de clientes ya adquiridos mediante estrategias de fidelización.

 

Cómo optimizar una estrategia de Email Marketing e incrementar las ventas de tu empresa en 8 pasos

Si optimizamos nuestra estrategia de email marketing es posible que podamos conseguir mejores conversiones e incrementar nuestro volumen de ventas. Las acciones de email marketing pueden ser efectivas porque emplean un canal personal, interactivo y bidireccional (permite la comunicación directa con los usuarios); es uno de los canales de internet más utilizados por los internautas; es económico (para el usuario y para la empresa que lanza la acción) y, además, los resultados son totalmente medibles.

Pero, ¿cómo podemos conseguir mejorar las conversiones de nuestras acciones de email marketing?

Si no has realizado ninguna campaña de email marketing todavía, piensa que cualquier negocio, del sector y tamaño que sea, puede implementar acciones de email marketing, ya que el coste económico no será una barrera. Puedes tener una oferta maravillosa, pero si tus potenciales clientes no la conocen, es posible que tus ventas se queden congeladas.

Si ya has realizado alguna acción de email marketing pero no has logrado los resultados esperados, es posible que haya elementos de la comunicación que no estés cuidando. Por este motivo, vamos a realizar un repaso en el que incluiremos algunas recomendaciones que podrás seguir o tener en cuenta para próximas acciones. Vamos a intentar mejorar la tasa de apertura y de clicks en el cuerpo de las newsletters y ayudarte a desarrollar acciones que te permitan llegar a tus actuales y potenciales clientes cumpliendo los siguientes puntos:

 

Cuidar el asunto.

Es importante cuidar el asunto con el que enviarás el emailing. Piensa que es lo primero que verá el cliente en su bandeja de entrada, por lo que intenta dedicarle tiempo para dar con el mensaje más efectivo. El asunto debería ser específico, incluir el ‘core’ de la comunicación y puede ser recomendable utilizar el elemento “curiosidad” o “misterio”. Un ejemplo puede ser: “5 ofertas para preparar los regalos de Reyes” o “Te explico cómo he aumentado un 200% mis ventas”. Las posibilidades son múltiples.

 

Captar la atención en la cabecera del email.

Con un asunto que genere curiosidad, interés o misterio es probable que logremos aumentar la tasa de apertura, pero, ¿qué hacer una vez los usuarios están dentro? La distribución de los mensajes y la comunicación gráfica a lo largo del cuerpo del email es muy importante. Con el primer párrafo deberíamos conseguir ganarnos su atención ofreciéndoles una respuesta clara e inequívoca a lo que necesitan. Debemos ser capaces de ofrecer la respuesta a sus necesidades para que “se queden con nosotros” y sigan leyendo. Las preguntas y respuestas pueden dar buenos resultados, ya que  los usuarios tendemos a responder casi de forma inconsciente. Y, por supuesto, una comunicación gráfica limpia y cuidada hará el resto.

 

 

Limitar las llamadas a la acción en el cuerpo del email.

Puede ser recomendable que las llamadas a la acción estén repartidas a lo largo del cuerpo del email, pero que todas ellas remen hacia un mismo objetivo de negocio. Es decir, cada newsletter no debería superar los dos o tres propósitos. Puede ser útil preguntarnos: “¿Qué acción quiero que realice el cliente al recibir este email?” Con esta respuesta clara, podemos distribuir diferentes llamadas a la acción que salpiquen el cuerpo del email y que se dirijan al propósito principal (o propósitos principales) que nos hemos marcado.

 

Trucos extra.

Para que las llamadas a la acción incluidas dentro del cuerpo del email sean más efectivas, puede ser una buena opción trabajar el “factor escasez”, “unidades limitadas” u “oferta temporal”. Todo ello provocará una reacción más rápida en los consumidores.

 

Combinar esta acción con otros canales.

Otra ventaja añadida del email marketing es que se trata de un canal que permite ser combinado con otros a la perfección. En este sentido, es importante sumar esfuerzos con otros canales (web corporativa, redes sociales, etc.) en los que lanzaremos la misma estrategia y mensaje para lograr mejores resultados.

 

 

Segmentar y tener listados saneados.

Es importante que trabajes con listas en la que incluyas a usuarios que compartan los mismos o similares intereses. De esta forma, podrás lanzar acciones concretas para cada lista con la tranquilidad de que el contenido que les envíes será previsiblemente de su interés. Si bombardeamos a toda nuestra base de datos con mensajes que, en un alto porcentaje, no sean del interés de la mayor parte de los usuarios, corremos el riesgo de ser marcados como spam o de engordar las bajas de suscripción.

También puede ser importante tener listados saneados. Si contamos con usuarios en nuestra base de datos que hace más de seis meses que no abren nuestros correos, podemos entender que ya no tienen interés por nuestras acciones. En este caso, puede ser recomendable eliminarlos.

 

Trabajo a largo plazo.

Si ofrecemos contenidos y ofertas de valor a nuestra base de datos a lo largo del tiempo, es más probable que presten atención a nuestras acciones promocionales, las abran y pasen a la acción en un mayor porcentaje. Es difícil que si tenemos a nuestra base de datos de clientes abandonada por bastante tiempo, obtengamos la respuesta que buscamos con acciones muy esporádicas.

 

Contenido de valor vs.promocional.

En línea con lo anterior, suele ser recomendable enviar un 80% aprox. de newsletters con contenido de valor para los clientes (por ejemplo, artículos de interés, recomendaciones, ventajas para clientes, etc.) y un 20% aprox. de newsletters puramente promocionales. Si otorgamos más peso a las acciones puramente promocionales en detrimento de los contenidos de valor, es muy posible que perdamos efectividad.

 

Tratamiento de datos en las campañas de Email Marketing

Este es un punto fundamental que debes tener en cuenta a la hora de lanzar tus acciones a través del canal de email marketing. Como sabes, el 25 de mayo de 2018 entró en vigor el Reglamento de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD) que hizo más estricta la regulación que afecta al tratamiento de datos que realizan las empresas, y que se actualizó recientemente con la Ley de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales. Si realizas o vas a realizar acciones de email marketing tienes que cumplir con esta normativa, de lo contrario, te expondrás a cuantiosas multas.

Antes de enviar cualquier acción de email marketing a los usuarios, debes contar con su consentimiento claro e informado a recibir el tipo de email que vas a lanzar. Es decir, el usuario puede estar suscrito a un listado en el que autorice la recepción de un e-book, por ejemplo, pero esto no quiere decir que podamos enviarle un email promocional. Los usuarios pueden consentir recibir un tipo de email, pero denegar que se le envíen otros.

Otro punto importante es que ya no están permitidos los “checkboxes” pre-marcados, es decir, los cuadros con las casillas que tenían el consentimiento del usuario previamente autorizado. Si tienes dudas, puedes consultar el reglamento completo a través de este enlace. También es recomendable que consultes tus dudas con un experto en la materia.

Desde el Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha “Bilib” ponemos a tu disposición el Directorio de Empresas TIC. En este directorio encontrarás un completo listado de empresas de la región especialistas en tecnologías de la información y la comunicación que podrán ayudarte en tus proyectos de email marketing.

En cuanto a formación de calidad relacionada, te recomendamos el webinar gratuito de Bilib“Cómo crear tu primera campaña en MailChimp” con el que aprenderás a crear una newsletter a través de MailChimp, una de las herramientas digitales de gestión de campañas de email marketing más utilizadas y fiables.

Valoración:  

Rating: 5.0 of 5. 1 vote(s). Click the rating bar to rate this item.