Los 12 emprendedores digitales más importantes del mundo y sus negocios de éxito internacional

“Asumir riesgos, fracasar, ser apasionado y obsesionarse con el consumidor”. Esta es la receta del éxito que Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, ha ofrecido a los nuevos emprendedores en una reciente conferencia celebrada en Las Vegas.

Creer en una idea de negocio, desarrollarla y llevarla a cabo en un mercado tan saturado, competitivo y cambiante como el actual, requiere de grandes dosis de paciencia, resistencia al fracaso, pasión y adaptabilidad al cambio.

Cada historia de negocio es un mundo, ningún camino es igual a otro, pero conocer los comienzos y evolución de los principales emprendedores del mundo digital puede servirte de inspiración y motivación.

Bezos, Zuckerberg, Gates o Jobs son apellidos que ya han pasado a la historia no sólo por crear negocios exitosos, sino también por transformar nuestra forma de comunicarnos, establecer relaciones o comprar. Desde luego, el mundo tal y como lo conocemos no existiría sin sus ideas de negocio y su capacidad para emprender. Descubrimos sus historias.

 

 

Anatomía de un emprendedor: más cuarentones que veinteañeros.

Iconos de la nueva economía digital como Steve Jobs o Mark Zuckerberg han contribuido a reforzar el mito de que los emprendedores suelen ser veinteañeros. Pero, si nos fijamos en la globalidad de las personas que emprenden, nos damos cuenta que estos caos son bastante aislados. Es difícil crear un “hit empresarial” en la veintena. La media de edad aumenta cuando hablamos de emprendedores exitosos.

En esta dirección, el estudio “The Anatomy of an Entrepreneur”, elaborado por Kauffman Foundation, nos ofrece una radiografía real del perfil habitual de un emprendedor. Suele reunir las siguientes características:

  • La edad media para emprender es de 40-45 años en todo el mundo.
  • Casi la totalidad de los encuestados tienen estudios universitarios y la mitad de ellos cuentan con formación de postgrado.
  • La mayoría de ellos reconocieron ser “emprendedores seriales”; es decir, cuando consiguieron el éxito con su empresa ya habían emprendido anteriormente, de medio 2.3 compañías.
  • Más de la mitad de los emprendedores encuestados no venían de familia emprendedora, crearon una empresa por primera vez en su familia.
  • Una cifra superior al 75% de los emprendedores habían trabajado anteriormente, al menos durante seis años, como empleados por cuenta ajena antes de embarcarse sus propios proyectos.

En la misma línea, una investigación del Massachusetts Institute of Technology (MIT) apunta a que la edad promedio para crear una empresa son los 45 años, también cuando hablamos se startups tecnológicas y las codiciadas empresas-unicornio (startups que alcanzan un gran valor en el mercado en muy poco tiempo).

Aunque Jeff Bezos, Steve Jobs o Bill Gates, entre otros, estuvieran en su veintena cuando fundaron sus negocios, alcanzaron sus máximas cifras de negocio décadas después: Jobs había cumplido ya los 52 años cuando lanzó al mercado el iPhone; y Jeff Bezos sumaba ya 45 primaveras cuando Amazon alcanzó los mayores niveles de crecimiento empresarial.

 

Los 12 emprendedores más relevantes de la Economía Digital.

 

Los negocios innovadores en sectores emergentes se llevan la palma. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han transformado la economía tradicional dando lugar a la llamada economía digital ligada a la generalización del uso de la tecnología en diferentes ámbitos de nuestra vida diaria, dando lugar a importantes transformaciones sociales y culturales.

 

Jeff Bezos (Amazon).

Jeff Bezos fundó Amazon en 1994 con apenas 10 empleados. En la actualidad es una de las empresas más valiosas del mundo, un auténtico megalodonte empresarial con una capitalización de mercado que ya rebasa los 760.000 millones de euros, convirtiendo a Bezos, según Forbes, en el hombre más rico del mundo durante 2017 y 2018.

Jeff Bezos, licenciado en ingeniería eléctrica e informática, ya mostró interés desde su más tierna infancia por las áreas científicas y tecnológicas. Trabajó durante algunos años en Wall Street hasta que decidió establecerse por su cuenta y dedicarse a lo que realmente le motivaba: la venta de libros por internet. Así nació Amazon, pero no con su denominación actual, sino como Cadabra.com, una librería online cuya oficina estaba ubicada en los bajos de la casa del propio Bezos. Posteriormente, cambió el nombre a Amazon y comenzó a diversificar su actividad vendiendo distintos productos, más allá de los libros.

Amazon aspira a liderar la venta por internet en todas las categorías de productos, incluida la alimentación con la compra de la cadena de supermercados Whole Foods y la consolidación de Amazon Prime Video como una de las principales plataformas de vídeo en streaming junto a Netflix o HBO. Pero sus objetivos no se quedan ahí, ya que Bezos pretende conquistar otros mercados como el de los servicios sanitarios privados, el de la publicidad y continúa obsesionado con acortar los tiempos de envío, tanto que ha construido un aeropuerto propio en Cincinnati para no tener que depender de intermediarios.

 

Bill Gates (Microsoft).

William Gates, más conocido como Bill Gates, es el cofundador de Microsoft junto a Paul Allen. Tal y como ha hecho público la revista Forbes, su capital asciende a más de 93.000 millones de euros. Los desarrollos de software y los equipos de Microsoft han marcado un antes y un después en la historia de las TIC.

Desde niño, Gates fue competitivo y demostró un gran interés por las incipientes computadoras. Aunque comenzó a estudiar leyes en Harvard, abandonó la carrera para trabajar en Honeywell junto a Paul Allen, su amigo de la adolescencia y con quien fundaría Microsoft, uno de los principales gigantes tecnológicos del mundo.

Microsoft nació en 1975 y el software BASIC desarrollado para MITS fue su primer gran éxito empresarial al que sumaron otros gracias a una inteligente política de alianzas estratégicas con empresas tecnológicas ya consolidadas por aquel entoncescomo IBM, a la que vendió MS-DOS por 50.000 dólares, llegando a un acuerdo para poder cobrar un porcentaje por cada licencia vendida por IBM. En 1985 lanzó Windows compitiendo directamente con Macintosh de Apple (que había ayudado a Steve Jobs a desarrollar). Ahí comenzó la rivalidad mítica entre Apple y Microsoft.

En 2014 Bill Gates decidió dedicarse por entero a su labor filantrópica junto a su esposa al frente de Bill y Melinda Gates Foundation a través de la que donan grandes cantidades de dinero a causas benéficas.

 

Mark Zuckerberg (Facebook).

En su etapa universitaria en Harvard, Mark Zuckerberg colocó los cimientos de lo que sería esta archiconocida red social. En un principio, esta red se circunscribía al Campus de Harvard. Corría el año 2003 y nacía “HarvardConnection”, después conocida como “ConnectU”, y más tarde como Facebook.

Los comienzos de Facebook fueron bastante intrincados. De hecho, hace algunos años los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss ganaron a Zuckerberg una demanda millonaria por haber “plagiado” supuestamente su idea de negocio mientras compartían estudios en Harvard.

Polémicas aparte, aunque los inicios fueran turbulentos, es una realidad que Zuckerberg ha aupado a Facebook a la cumbre del éxito empresarial en la que se encuentra hoy, y aunque han querido “matar” a la red social decenas de veces y se ha enfrentado a serios problemas de privacidad en el tratamiento de los datos de sus usuarios, Facebook sigue en plena forma gracias a algunas decisiones acertadas de Zuckerberg y su equipo tales como abrirse a desarrolladores externos; evolucionar en la dirección que han marcado los usuarios; la compra de WhatsApp o Instagram, así como las diferentes opciones publicitarias que ofrece a las empresas y que han permitido monetizar esta red social mejor que ninguna otra.

Zuckerberg se sitúa en el top 5 de las personas más ricas del mundo, y siguiendo la estela de Bill Gates, está explotando su faceta filantrópica a través de la fundación, creada junto a su esposa Priscilla Chan, Chan Zuckerberg Initiative. Coincidiendo con el nacimiento de su hija, decidieron donar el 99% de las acciones de Facebook a causas benéficas, donación que se hará paulatinamente a lo largo de la vida de Zuckerberg.

 

Steve Jobs (Apple).

La revista Fortune nombró a Jobs “emprendedor más destacado de la historia moderna”. Apple fue creada por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne en 1976. Juntos comenzaron el proyecto, pero pronto Wayne saldría de la ecuación por voluntad propia vendiendo su parte del proyecto por apenas 800 euros. El primer producto que crearon fue un ordenador personal muy básico al que seguiría la creación de Macintosh en 1984, ya con interfaz gráfica y ratón.

En 1985 Wozniak y Jobs abandonaron Apple lo que se tradujo en una etapa desierta de éxitos comerciales para la compañía. Con el regreso de Jobs al mando en 1997, y fruto de su trabajo junto a Jonathan Ive, Apple lanzó sus éxitos más rotundos: MacBook, iPod, iPhone y iPad.

Después del fallecimiento de Jobs el 5 de octubre de 2011, Tim Cook asumió la dirección ejecutiva de la empresa de la manzana. Muchos son críticos con su gestión aluden falta de la innovación que caracterizaba a la compañía, pero lo cierto es que éxitos como la plataforma Apple Music son atribuibles a él.

Actualmente Apple está haciendo incursiones en otros sectores como el de la movilidad con la compra de drive.ai, una startup que desarrolla coches autónomos. Parece ser que Apple tendrá mucho que decir en el futuro del sector del motor.

 

Larry Page y Serguéi Brin (Google).

Larry Page y Serguéi Brin eran estudiantes de la Universidad de Stanford en 1998 cuando crearon BackRub, primer nombre que recibió el motor de búsqueda Google como proyecto universitario que pretendía “organizar y poner a disposición de los usuarios toda la información de forma ágil y accesible”.

Viendo que el proyecto tomaba una envergadura considerable por la gran cantidad de información disponible, decidieron cambiar el nombre a “Google”, término acuñado por el matemático Edward Kasner en los años veinte del siglo pasado y que hace referencia al número 10 elevado a 100. A los dos años de su creación, el motor de búsqueda Google ya recogía 4.000 fuentes y 250 millones de imágenes. A día de hoy, “Googlear” se ha convertido en una de las acciones que más hacemos a diario. Si no sabemos algo, se lo solemos “preguntar a Google”.

Sundar Pichai es el director ejecutivo de la compañía desde 2005, quien ha enfrentado algunos de los momentos más tortuosos de la compañía en cuanto a las acusaciones de seguridad en la privacidad de los datos; de monopolio por parte del Capitolio estadounidense y las críticas a la ausencia de mujeres en los puestos de alto nivel de la compañía. Muchas son las voces que critican las numerosas ausencias de los cofundadores.

Google ha dejado de ser únicamente un motor de búsqueda para convertirse en un desarrollador de múltiples aplicaciones y herramientas, y además, una de las empresas que, sin duda, está decidiendo el futuro tecnológico del mundo.

 

Narayana Murthy (Infosys).

Es conocido como “el otro Bill Gates” o el Gates de la India, concretamente de la ciudad de Bangalore, también considera como “el otro Silicon Valley”. Narayana Murthy, fundador y presidente de Infosys, nació en 1946. Dicen de él que es gentil, humilde y campechano. Emplea a más de 170.000 empleados y es multimillonario, pero continua viviendo en su casa de toda la vida. Un emprendedor atípico que vive alejado de las excentricidades del valle californiano.

Narayana Murthy fundó Infosys en 1981 junto a algunos amigos y un puñado de ahorros en el bolsillo. Desde entonces, el crecimiento de la compañía india ha sido exponencial, especialmente tras la liberalización económica acontecida en India en la década de los noventa.

Ante todo, el ejemplo emprendedor de Narayana Murthy ha servido como inspiración a muchos ingenieros indios y ha situado a este país como una potencia mundial en el desarrollo de software. Infosys es, actualmente, un líder global en consultoría, tecnología, tercerización y servicios de próxima generación, tal y como indican en su propia página web. Trabajan para más de 50 países desde la India y superan los 8.7 mil millones de dólares en ingresos anuales. Gran parte de estos ingresos, Murthy los destina, al igual que hemos visto con otros emprendedores de este listado, a la labor filantrópica.

 

Jack Ma (Alibaba).

Alibaba es el principal competidor de Amazon en Asia, continente en el que Amazon no ha logrado desbancar a este gigante de la venta online. Jack Ma, es el hombre chino más rico del mundo, según Forbes. Proviene de una familia humilde y tras una treintena de fracasos laborales, fundó Alibaba junto a 17 amigos y un socio capitalista. En 2015, Alibaba superó en ingresos a Amazon con 463.000 millones de dólares.

Jack Ma estaba, como se suele decir, en el momento indicado y en el lugar correcto, ya que Alibaba consiguió beneficiarse de la expansión económica china de los noventa. Su perseverancia ha sido la que le ha permitido superarse y crear el imperio actual de Alibaba formado por empresas punteras como AliExpress, Juhuasuan, Alimama o Ant Financial, entre otras. 

En septiembre de 2019 Ma abandonará la presidencia de Alibaba y el CEO Daniel Zhang ocupará su lugar. ¿Y a qué se dedicará Jack Ma? Lejos de ir a visitar obras como un jubilado más, participará de forma activa en el programa The Nature Conservancy China que se ocupa de preservar los ecosistemas naturales de su China natal.

 

Daniel Ek (Spotify).

Spotify nació en 2006 y en la actualidad sustenta el liderazgo de la música en streaming. Hoy por hoy ya cuenta con alrededor de 160 millones de usuarios activos (y subiendo…).

Daniel Ek, su creador, es sueco y fue muy precoz en esto del emprendimiento. Con 14 años comenzó con sus primeros desarrollos y con 23, gracias al apoyo económico de Martin Lorentzon de Tradedoubler, creó Spotify. Aunque el proyecto comenzó en 2006, su lanzamiento se retrasó hasta 2008 por la obtención de las licencias musicales. A partir de entonces, su crecimiento fue vertiginoso.

¿Y qué será de Spotify en el futuro? Uno de sus objetivos a corto plazo es que el 20% de los contenidos de la plataforma sean podcast y otros productos de audio de producción propia.

 

Kevin Systrom (Instagram).

Kevin Systrom, cofundador de Instagram, aprendió a programar por las noches, cuando llegaba del trabajo. Así, consiguió crear un prototipo de aplicación que llamó Burbn, predecesora de la actual Instagram. Después de mostrar el prototipo a varios amigos para conocer sus impresiones, dejó su trabajo y se centró en el proyecto apostando por la fotografía como principal diferenciación. En este punto se alió con  Mike Krieger quien se convertiría en el cofundador de Instagram. Tras varios meses de trabajo nace Instagram y un mes después ya contaban con más de un millón de usuarios registrados.

Un año y medio después de su lanzamiento, Facebook compra Instagram. Desde entonces el crecimiento fue aún más acelerado. A día de hoy, es la red social que más crece, registrando más de 1.000 millones de usuarios activos cada mes.

 

Jan Koum y Brian Acton (WhatsApp).

WhatsApp es la aplicación líder en descargas. Se ha convertido en una imprescindible en la mayoría de los smartphones. Fue creada por dos antiguos trabajadores de Yahoo!, Brian Acton y Jan Koum, el 24 de febrero del año 2009. Como dato curioso, ambos ingenieros informáticos fueron rechazados como empleados en Facebook, empresa que posteriormente compararía WhatsApp por una sustanciosa cantidad económica. 

En un principio, WhatsApp nació como una herramienta para conectar una red de contactos a través de un servicio de mensajería instantánea. Con el tiempo fueron llegando más funcionalidades como el envío de imágenes y vídeo o los mensajes de voz. Como decíamos, en 2014 fue adquirida por Facebook por 19.000 millones de dólares, una de las adquisiciones más caras en el mundo digital hasta la fecha.

Las cifras de actividad actuales de WhatsApp marean. Se comparten más de 50.000 millones de mensajes diarios; 4.500 millones de imágenes y más de 1.000 millones de vídeos.

 

Noah Glass, Evan Williams, Biz Stone y Jack Dorsey (Twitter).

Todo comenzó cuando Glass y Williams crearon Odeo en 2004, una plataforma de podcast que resultó no tener éxito. Sin embargo, los aprendizajes obtenidos en esta experiencia de emprendimiento les permitieron enfrentarse a un nuevo proyecto más ambicioso. Aunque este nuevo proyecto no hubiera sido posible sin la intervención de uno de los empleados de Odeon, Jack Dorsey, quien propuso un desarrollo informático que permitiera entablar conversaciones entre grupos reducidos de personas y con la limitación textual de los sms (los famosos 140 caracteres).

El marzo de 2006 lo lanzaron como un  servicio propio incluido en Odeo. Sin embargo, Williams, Stone y Dorsey estaban convencidos de su potencial como plataforma independiente, por lo que compraron los derechos de Twitter y lo presentaron “en sociedad” en un evento destacado del sector digital en Estados Unidos. Desde 2007 Twitter comenzó a crecer y crecer. En 2009 pasó de tener 5 millones a 71,3 millones de usuarios.

Sin embargo, no todo era armonía y buen rollo en la casa de Twitter. Comenzaron las rivalidades y los desacuerdos entre los miembros fundadores a los que se sucedieron varios cambios de dirección. Con el regreso de Dorsey a la dirección general, la red ha seguido creciendo aunque a un ritmo más lento respecto a Facebook o Instagram. En la actualidad, Twitter suma más de 320 millones de usuarios activos en un mes. 

 

Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim (YouTube).

YouTube nació el 14 de febrero de 2005 de la forma más casual. Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim eran trabajadores de Paypal y tras acudir a una fiesta en la que grabaron varios vídeos, surgió la idea de crear una plataforma en la que compartirlos por internet. Y así empezó todo. El 23 de abril de aquel año Karim subió el primer vídeo a la plataforma.

Tras la inversión de varias marcas que vieron en la plataforma un gran potencial, fue Nike la que alcanzó más de un millón de visualizaciones gracias a una campaña protagonizada por Ronaldinho. Así nacía el concepto de “vídeo viral”. A finales de año la página consiguió registrar más de 50 millones de visitas al día. Aunque los problemas legales no se hicieron esperar y tuvieron que enfrentar demandas por derechos de autor.

En 2006 Google pagó 1.600 millones de dólares por la compra de YouTube. A partir de 2007 la influencia de YouTube fue creciendo, en gran parte debido a la presentación de las campañas políticas de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos en la plataforma.

Como sabemos, muchas estrellas mundiales como Justin Bieber han despegado sus carreras en la plataforma y cada vez más es utilizada como buscador, al igual que Google Search. Pero no sólo eso, Youtube ha tenido una importancia significativa en eventos históricos de gran trascendencia como la “Primavera Árabe”. YouTube tiene alrededor de 1.900 millones de usuarios activos y sus fundadores forman parte de las principales fortunas del mundo.  

 

En este listado encontramos historias muy inspiradoras, aunque no podemos dejar de comentar que echamos de menos que no haya mujeres emprendedoras en este top 12 de grandes empresas TIC. Sin embargo, esperamos que en los próximos años cambie la situación y también sean las mujeres las encargadas de hallar unicornios dorados.

Si ya estás decidida o decidido a emprender, te recordamos que en el Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha “Bilib” ponemos a tu disposición recursos gratuitos para apoyarte en este paso tan importante. Puedes acceder al Área de Emprendedoresa través de este enlace y visitar el siguiente vídeo sobre emprendimiento de la Red de Asesores TIC de Castilla-La Mancha.

Y, como decía Henry Ford, otro de los grandes emprendedores de la Historia: “El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia”. Así que, ya sabes, el éxito de tu proyecto puede no ser inmediato, pero la perseverancia podrá ayudarte a alcanzarlo. ¿Serás tu proyecto un nuevo éxito en el mundo TIC?

Valoración:  

Valoración: 5.0 de 5. 3 voto(s). Pulsa para enviar tu valoración.