10 pasos para crear campañas en las principales redes sociales

  • Mundo TIC
  • Mundo Emprendedor

La vida actual es una vida “conectada”. De hecho, es posible que tu móvil te acompañe durante todo el día: en el bolsillo de la chaqueta, en el bolso, en la mesa del comedor o del restaurante de turno mientras comes, e incluso puede que no te separes de él mientras duermes, esperándote paciente en la mesita de noche, o hasta te acompañe cuando vas al lavabo...

Un estudio reciente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Nottingham Trent, asegura que desbloqueamos nuestros smartphones para realizar alguna consulta una media de 85 veces al día por persona (muchas de estas ocasiones sin ser ni siquiera conscientes de que lo estamos haciendo) lo que supone aproximadamente un tercio del tiempo que estamos despiertos. Parece increíble, ¿verdad? Pues que sepas que los castellano-manchegos son de los ciudadanos españoles más “adictos” a los móviles, al menos así lo asegura un estudio de la consultora Oracle Marketing Cloud. Esta consultora afirma que los ciudadanos de Castilla-La Mancha son, junto a los riojanos, los que más consultan el móvil (90% del total de la población española).

Y es que este “amor” por los móviles nos viene, en gran parte, porque en ellos se desarrolla también una parte de nuestra vida, la que ocurre en paralelo en las redes sociales. De hecho, consultar las redes sociales es una de las actividades que más realizamos en nuestros smartphones. Comentar, ‘tuitear’, compartir, seguir las andanzas de nuestros contactos… Las redes suelen ser un recurso al que acudimos muchas veces al día, concretamente pasamos 58 minutos de media durante una jornada  navegando por las redes sociales según el Estudio Anual de Redes Sociales de IAB Spain, fundamentalmente conectándonos a través de los dispositivos móviles.

Por tanto, no hace falta ser muy avispado para darse cuenta que los clientes también están en las redes sociales, así que, ¿por qué no invertir en ellas? Realizar campañas publicitarias en redes sociales (anuncios pagados por las marcas que se mostrarán a los usuarios seleccionados) completándolas con un feed interesante con contenidos de calidad, nos permitirá estar en el día a día de nuestros clientes actuales y potenciales. Las redes han creado una nueva forma de comunicarnos con nuestro entorno, por lo que la publicidad también tiene cabida en ellas. Tanto es así que un 32% de los usuarios aceptan positivamente que se les muestre publicidad en redes sociales acorde a sus intereses.

Cada vez más marcas apuestan por la publicidad en internet, en especial en redes sociales. Un 76% de las empresas que invierten en este canal de publicidad han aumentado su inversión un 76% en 2017, respecto al ejercicio anterior. Facebook e Instagram reciben la mayor parte de la inversión publicitaria de redes sociales en España.

 

 

Ventajas de la inversión publicitaria en redes sociales

Las redes sociales son cada vez más protagonistas en las estrategias de marketing de las empresas. Y es que cuando decidimos invertir en publicidad, buscamos rentabilizar al máximo nuestra inversión. Debemos sacarle partido a cada euro invertido. Para ello, es fundamental que los impactos publicitarios que generemos transmitan el mensaje que queremos hacer llegar y, sobre todo, lleguen a nuestro público objetivo. Por tanto, segmentar es una de las claves del éxito, y esta segmentación la conseguimos con los anuncios en redes sociales.

Atrás dejamos la época en la que matábamos mosquitos a cañonazos, es decir, en la que “bombardeábamos” a diestro y siniestro con impactos publicitarios que, por pura probabilidad, llegaban a aquel público que nos interesaba y al que nuestra marca podría aportarle una ventaja. Esto suponía unos costes muy elevados en publicidad y el resultado, en muchas ocasiones, no era el esperado, teniendo en cuenta la cantidad económica invertida.

Por tanto, como las redes sociales nos permiten segmentar y dirigirnos directamente a nuestro público objetivo, seremos más efectivos en nuestras acciones publicitarias y tendremos que realizar una inversión menor, lo que las convierte en un canal ideal para las pequeñas empresas.

Los anuncios en redes sociales pueden ser individualizados y contextualizados; se pueden personalizar atendiendo a las diferentes audiencias a las que nos dirigimos. Además, permiten combinar diferentes formatos (vídeo, imagen, texto, etc.) y adaptar las creatividades a cada plataforma social y formato de anuncio.

Hay que tener en cuenta que el usuario de redes sociales busca entretenimiento y diversión inmediata, además de información, por lo que estas premisas deberían guiar las creatividades que lancemos en redes.

En este artículo vamos a explicarte, paso a paso, cómo crear campañas publicitarias en las principales redes sociales.  ¡Toma nota!

 

 

10 pasos para crear una campaña publicitaria en redes sociales

Antes de definir los diez pasos a seguir para crear una campaña publicitaria en las principales redes sociales, ten en cuenta que no sólo de campañas publicitarias viven las marcas en las redes sociales. Se trata de un complemento, de una vía más para llegar a tu público objetivo. En redes sociales también podemos realizar acciones sin coste con la finalidad de crear una comunidad activa y atenta, actitud que será beneficiosa cuando queramos comunicarles y hacerles llegar una campaña publicitaria. Si contamos con una comunidad activa, que permanece atenta a las publicaciones que le ofrecemos en nuestro timeline a diario, previsiblemente, acogerán con mayor interés nuestras acciones publicitarias y será más probable que realicen la acción para la que está definida nuestro anuncio en redes.

Por tanto, antes de ponernos manos a la obra y crear una campaña publicitaria en las principales redes sociales, debemos analizar nuestras redes y la forma en la que tenemos diversificado nuestro feed. Es importante realizar un diagnóstico inicial y también puede sernos útil realizar un benchmarking de las redes sociales de la competencia para comparar y extraer las mejores prácticas.

Todo ello nos puede dar una idea más clara sobre quién es nuestro público objetivo para diseñar bien los impactos publicitarios que lanzaremos, así como concretar los objetivos y metas para cada red social en la que tenemos presencia y queramos realizar acciones publicitarias. Y por supuesto, suele ser recomendable medir y medir para evaluar los resultados obtenidos con las campañas publicitarias que hemos publicado. Con estos resultados, podremos elaborar un plan de mejora constante.

Ahora sí, vamos a definir los pasos a seguir, a través de un ejemplo práctico, para crear una campaña en redes sociales que nos ayude a convertir a nuestro público objetivo en clientes.

 

1. Definir un objetivo claro de campaña. ¿Qué quieres conseguir?

Somos los organizadores de un festival de música independiente de reciente creación que presenta un interesante cartel de la escena indie nacional e internacional, pero que debe competir con otros con mayor penetración en el mercado al que nos dirigimos. Por tanto, el objetivo principal de nuestra campaña de anuncios en redes sociales puede ser: “aumentar el número de asistentes al evento”.

En base a este objetivo claro y preciso debemos construir las acciones publicitarias que vamos a lanzar en redes, que deberán, además, ser acordes con los ‘posteos’ no pagados que realicemos en cada red. Este es el objetivo para el ejemplo práctico elegido, pero pueden existir otros objetivos tales como: “atraer a personas a tu sitio web”; “promocionar tu página”; “aumentar las conversiones en tu sitio web”; “aumentar las descargas de tu aplicación móvil”; “llegar a personas que están cerca de tu negocio”; o “lograr que las personas soliciten tu oferta”, entre otras.

 

 

2. Diseñar la campaña en base al objetivo definido

Siguiendo con el ejemplo escogido y teniendo siempre en mente nuestro objetivo “aumentar el número de asistentes al evento”, debemos diseñar nuestra campaña alineados en lograr nuestro objetivo. Por tanto, la imagen o vídeo breve que elijamos, así como el titular y el texto del cuerpo del anuncio deben “respirar” esta idea y tratar de llevar a los usuarios a la acción.

En este sentido, puede sernos de utilidad comprobar cuáles son aquellos ‘posteos’ sin coste que hemos compartido en redes que mayor interacción han generado. Este análisis previo puede servirnos para diseñar nuestro anuncio en base a un tono y contenido concretos que sabemos que gusta a nuestros seguidores. También podemos coger ideas de las acciones publicitarias que realizan nuestros competidores. En este caso, el resto de festivales de música independiente que se celebran en nuestro ámbito geográfico.

Puede ser buena idea que no te limites a crear un único tipo de anuncio. Piensa que es posible tener en rotación todos los que quieras. Es habitual lanzar anuncios con diseños similares en los que cambiamos parte del texto, el titular o la imagen para “probar” ante cuál de ellos responden mejor los usuarios de redes sociales. Ten en cuenta que aquellos anuncios que no están convirtiendo puedes pausarlos y reactivarlos cuando lo consideres. También podrás realizar cambios “sobre la marcha” en segmentación, tipo de creatividad, texto, etc. Una vez analizadas, puedes quedarte con las que tengan una mayor conversión.

 

3. Campaña CPC vs. CPM. ¿Cuál se adapta mejor a mis necesidades?

Seleccionar una campaña CPC (Coste por Click) o CPM (Coste por Mil) dependerá del objetivo seleccionado. En el CPC el anunciante paga por cada click que un usuario haga en el anuncio. En el caso del CPM, el anunciante paga por cada mil visualizaciones del anuncio (impresiones).

Si quieres aumentar el número de fans de tu perfil de redes sociales o darle una mayor visibilidad a tu marca, una campaña CPM podría ayudarte a conseguir tus objetivos. Si, por el contrario, lo que buscas es aumentar el tráfico a tu web, conseguir que el cliente te deje sus datos a través de un formulario o lograr una venta, el CPC puede ser más recomendable. También lo es si tienes un presupuesto de inversión publicitaria reducido. Siguiendo con el caso de nuestro ejemplo, el festival de música indie, lo más recomendable sería seleccionar una campaña tipo CPC que nos permita sumar el mayor número de asistentes al evento posible.

 

 

4. Personaliza el mensaje pensando en tu audiencia

Como decíamos anteriormente, los usuarios valoran la publicidad en redes que se adapta a sus intereses, por lo que personalizar el mensaje en función de la audiencia que lo va a recibir se convierte en un aspecto casi indispensable. En este sentido, puede ser importante que tengas en cuenta el ámbito geográfico al que estás dirigiendo tus anuncios.

Si los productos o servicios que quieres publicitar se dirigen a mercados geográficos diferentes, debes adaptar cada mensaje y creatividad a las audiencias locales. Elige aquellas palabras clave por las que te pueden encontrar los usuarios. Si no las tienes definidas, puedes consultar las tendencias de keywords en Google Trends. Y, por supuesto, cuida las traducciones, asegúrate de que no hay faltas de ortografía en tu anuncio. También es importante que cuides el tono del mensaje. Como decíamos, éste debe seguir una coherencia con el tono empleado en los ‘posteos’ de tu feed.

 

5. Ten en cuenta las especificaciones técnicas de cada red social

Cada red social tiene unas especificaciones concretas para sus anuncios. Debes ceñirte a ellas para que tu campaña sea aprobada. En Facebook Ads, por ejemplo, antes de pensar en el titular, texto, imagen y seleccionar las fechas de campaña, ten en cuenta que el título no debe superar los 25 caracteres, el texto del cuerpo del anuncio debe ser igual o inferior a 90 caracteres y la imagen debe cumplir con las medidas correctas en función del formato y tipo de anuncio. En la Guía de Anuncios de Facebook para Empresas puedes consultar los diferentes formatos. Otro aspecto importante es que el texto incluido en la creatividad del anuncio no podrá ser superior al 20% del total de la imagen.

Si quieres anunciarte en Twitter, también debes tener en cuenta las especificaciones de Twitter for Business para los diferentes formatos de anuncios. A través de este enlace puedes consultar las especificaciones concretas para cada creatividad. En Instagram ocurre lo mismo, así que si eliges la red social preferida de los influencers, consulta las especificaciones concretas que se piden. Por su parte, Linkedin Ads está algo más limitada en cuanto a formatos de anuncios, pero cuenta con una interesante segmentación en función de perfiles profesionales y sectores de actividad. Si tu empresa es B2B, vende a otras empresas sus productos y/o servicios, Linkedin Ads puede ser una opción recomendable.

 

 

6. Sigue los pasos y comprueba el anuncio en vista previa

Una vez definida la creatividad en función del formato de anuncio seleccionado, teniendo pensado el texto del cuerpo del anuncio y el titular, ya podemos comenzar a crear nuestro anuncio. Será tan sencillo como seguir los pasos que nos indiquen en la plataforma de la red social elegida. Tendrás que incluir el texto en las casillas habilitadas al efecto e incluir la imagen con las especificaciones correctas.

Antes de continuar, puedesconsultar en vista previa cómo queda tu anuncio. En esta vista previa podrás realizar cualquier modificación. Comprueba bien el texto que vas a publicar para que no contenga faltas de ortografía, erratas o caracteres inapropiados.

 

7. Segmentación: ¿Quién verá tu anuncio?

Ya tenemos el anuncio que queremos, así que llega el momento de la segmentación. Este punto es muy importante, así que puede ser recomendable que te tomes tu tiempo para decidir cuál es la segmentación más adecuada. Debemos respondernos a la siguiente pregunta: ¿a quién queremos llegar con nuestra campaña? En términos generales, las principales redes sociales permiten segmentar por género, edad, ámbito geográfico, idioma, por comportamiento o intereses, pero también es posible segmentar por dispositivo de acceso, por seguidores o por palabras clave. Las posibilidades de segmentación pueden variar entre una red social y otra, pero comparten características similares.

En el caso de nuestro caso de ejemplo, el festival de música independiente, segmentaríamos por edad, intereses, dispositivo de acceso, palabras clave y contactos. Incluir estos filtros es importante para llegar al público objetivo.

 

8. Elegir el gasto diario y programar la campaña

Llega el momento de decidir la inversión que quieres destinar a tu campaña. Esta inversión se fija en gasto diario y puede ser, como ya hemos explicado, por coste de click o de impresión. Podremos consultar el comportamiento de cada anuncio desde el primer momento de lanzamiento de campaña. Puede ser recomendable invertir algo más al principio de la campaña e ir ajustando el gasto a medida que avanzan los días. Una vez seleccionado el gasto que quieres realizar, sólo te queda programar la campaña con una fecha de inicio y fin.

 

9. Comprueba qué tipo de anuncio funciona mejor

Como comentábamos anteriormente, suele ser habitual que las marcas y empresas lancen varios anuncios similares dentro de la misma campaña para comprobar cuál de ellos aporta un mejor rendimiento. Puedes crear anuncios que comuniquen la misma idea pero modificando imagen, titular y texto. Así sabrás cuál convierte mejor lo que, además, te servirá de aprendizaje para campañas futuras.

Es importante que vayamos controlando la conversión de nuestra campaña desde el primer momento del lanzamiento. Ten en cuenta que si detectas que un anuncio no tiene la conversión deseada y no alcanza el rendimiento que te habías marcado, podrás pararla y dejar de invertir en ella potenciando otros que te ofrezcan un mejor rendimiento.

 

 

10. Medir y medir

Con la campaña en marcha, no se acaba el trabajo. Ahora le toca el turno a la medición para comprobar el comportamiento que están teniendo nuestras campañas en redes sociales. Puedes ver los resultados de tus campañas a través de distintas plataformas: las propias métricas que arrojan las redes sociales, a través de Google Analytics o mediante herramientas como Social Analytics de Hootsuite, TweetReach o Social Mention, entre otras. Una vez obtenidos los resultados, puede ser una buena opción compartirlos con los miembros de tu equipo para, entre todos, pensar en nuevas acciones publicitarias para redes sociales en función de los datos obtenidos.

 

En el Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha “Bilib” trabajamos con el objetivo de que los ciudadanos castellano-manchegos mejoren sus habilidades en tecnologías de la información y la comunicación. Por este motivo, generamos contenidos y acciones formativas que ayuden a ciudadanos, empresas y emprendedores de la región. Para ampliar conocimientos sobre el uso de las principales redes sociales en la empresa puedes consultar el reciente artículo de nuestro blog tecnológico “Claves para entender y aprovechar las principales redes sociales”, así como acceder a los recursos formativos online y gratuitos que ponemos a tu alcance en la renovada plataforma Formados.

 

 

Valoración:  

Rating: 5.0 of 5. 1 vote(s). Click the rating bar to rate this item.