Iniciación al comercio electrónico: cómo crear tu propia tienda online

  • Artículos tecnológicos
  • Mundo TIC

Corría el año 1995 cuando Jeff Bezos, fundador de Amazon, dejaba su puesto fijo bien remunerado en Wall Street para lanzarse a la aventura de vender libros por internet. Tras leer una noticia en la que informaban sobre la previsión de crecimiento de internet en un 2.300% anual (piensa que era la década de los noventa), no se lo pensó dos veces y comenzó a dar forma a su idea. A los pocos días acudió a una convención anual de libreros que se celebraba en Los Ángeles y, tras aprender todo lo que pudo sobre el negocio en tan sólo un fin de semana, llamó a su familia y amigos para comunicarles la decisión y pedirles apoyo económico.

Era el momento del nacimiento de Cadabra.com (de Abracadabra, por la magia que había en el proyecto). Cadabra, poco después pasaría a llamarse, de forma más acertada: Amazon, en referencia al río Amazonas, el más largo del mundo. Y es que esa era precisamente la aspiración de Bezos: convertir a Amazon en la mayor plataforma de venta online de libros. Junto a algunos profesionales decididos en que la idea saldría adelante, comenzó su actividad en un garaje (sí, Bezos también) y, para su sorpresa y la de todo el equipo, comenzaron a vender casi desde el primer día, primero en Estados Unidos y después en otros países del mundo. Tanto vendían, que la “campanita” que tocaban cada vez que se producía una venta, tuvo que ser eliminada porque no dejaba de sonar. Hoy, Amazon ocupa el trono de la venta online en todo el mundo y cuenta con numerosas categorías de productos, más allá de los libros.

 

 

Pero, no sólo Bezos ha conseguido alcanzar el dorado, existen emprendedores que con una menor inversión también han logrado un volumen de ventas online interesante en su nicho de mercado. Internet está repleto de casos de éxito en comercio electrónico y España es un mercado favorable para la venta online.

De hecho, las ventas online se han acelerado en nuestro país. Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), pertenecientes al último trimestre de 2017, la facturación del comercio electrónico en España alcanzó la cifra de 7.785 millones de euros, dato un 26,2% superior si lo comparamos con el mismo periodo del año anterior.

Viendo estos datos favorables, si tú también te has decidido a crear tu propia tienda online y quieres formar parte de este gran mercado en internet, te interesa leer este artículo para saber cuáles son los primeros pasos que debes dar para adentrarte en esto de la venta en el mundo online.

 

Selecciona el producto que quieres (y te interesa) vender

Antes de decidir el tipo de producto que vas a vender a través de internet, puede ser una buena opción tener en cuenta las tendencias de consumo actuales. Los sectores que más venden a través de la Red en España son las agencias de viajes, los operadores turísticos, el transporte aéreo y el de las prendas de vestir. ‘A priori’, podemos tender a decantarnos por comenzar a vender en estos sectores, pero piensa que hablamos de sectores muy copados por los grandes operadores, por lo que quedará una parte muy pequeña del pastel para tu comercio online que acaba de arrancar.

Puede ser una buena idea decantarte por nichos de mercado más pequeños, más específicos, en los que te encuentres con una menor competencia, aunque piensa que encontrar la piedra filosofal en esto de las ventas es muy complicado y para nada es una ciencia exacta. ¿Quién iba a decir que los ‘tamagochis’ se fueran a convertir en un fenómeno e iban a arrasar en ventas?

De todas formas, si estás un poco perdido/a o no tienes una idea de producto muy clara, existen páginas en las que se recopilan las últimas tendencias de consumo: TrendWatching; TrendHunter o Springwise, son algunas de las que mejor funcionan a nivel internacional.

También puede serte de utilidad “tantear” el volumen de búsquedas que registran algunos términos o conjunto de términos en GoogleTrends. Podemos medir el volumen de búsquedas introduciendo en la barra de buscador, por ejemplo: “comprar pajaritas”, “comprar suplementos nutricionales”, o cualquier otra secuencia de términos de búsqueda que te interese analizar. Esta herramienta de Google te permitirá tener una idea más clara sobre los productos más buscados por los consumidores en internet.

Otra práctica que puede resultar útil es “seguir” y mantener el contacto en redes sociales con empresas pertenecientes al sector en el que nos interesa comenzar a vender. Estar atento/a a los pasos que siguen estas compañías de referencia puede darte nuevas ideas que enriquezcan tu proyecto, siempre teniendo en cuenta los recursos de los que disponemos.

 

 

Crea la plataforma de venta online y dale vida

Llega el momento de comenzar a dar forma a lo que será nuestra tienda en internet. El lugar en el que recibiremos a nuestros consumidores con los brazos abiertos. Este espacio debe respirar profesionalidad, claridad, usabilidad y, sobre todo, debe inspirar confianza a quiénes aterricen en él.

Ten en cuenta que muchas personas aún desconfían de las compras por internet. Según los organismos que han elaborado la  'Guía práctica de Compra Segura en internet', entre ellos, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), todavía, aproximadamente la mitad de los españoles desconfía de la compra por internet. Las principales razones son el temor a que su privacidad sea violada o la desconfianza en la forma de pago. Por tanto, haremos especial hincapié en estos apartados para que la desconfianza no sea un freno para las compras en nuestra tienda online.

 

Contratar el hosting y registrar el dominio

Llegados a este punto tienes que tomar dos decisiones importantes: cuál será el dominio de tu tienda online (nombre de la URL) y donde estará alojada tu tienda (hosting).

El dominio es la URL que tus futuros clientes teclearán en el navegador para poder llegar a tu comercio electrónico. Tómate tu tiempo para pensar qué nombre vas a elegir, ya que puede ser determinante para conseguir visibilidad en buscadores y recuerdo de marca en los consumidores. Un consejo es utilizar un nombre corto que además incluya palabras claves relacionadas con nuestro sector con un volumen de búsquedas al alza. Evita tildes, eñes, guiones o incluir la forma jurídica de la empresa. Suelen ser errores habituales.

Puedes contratar el dominio junto con el hosting (en la mayoría de los paquetes de alojamiento web se incluye el dominio de forma gratuita durante el primer año), o bien, puedes contratarlo en operadores distintos para que en un futuro no tengas ningún impedimento si quieres migrar tu tienda online a un hosting diferente al del dominio contratado.

El hosting sirve para alojar y mostrar a los consumidores tu tienda online, pero gracias al hosting también tendrás disponibles cuentas de correo electrónico con el nombre de dominio seleccionado.

A la hora de decantarte por un hosting u otro, ten en cuenta que:

  • Es importante que tu tienda online “cargue” rápido y ofrezca una navegación ágil, por lo que cuando contrates un hosting debes fijarte en si tiene o no discos SSD.
  • La capacidad de almacenamiento del hosting elegido debe ser igual o superior a 1GB. Con este espacio te será suficiente para comenzar a vender.
  • También es importante tener en cuenta la tasa de transferencia mensual de datos. 50GB es una cifra adecuada.
  • El hosting debe ofrecerte soporte técnico. Puedes elegir el que te ofrezca atención telefónica las 24 horas del día y en español, si no te manejas bien con el inglés.
  • El hosting debe realizar copias de seguridad automáticas y con una frecuencia mínima diaria. Así, si tienes cualquier incidencia, podrás restaurar tu tienda sin perder información.
  • También puede ser recomendable que antes de seleccionar el hosting tengas claro el CMS que vas a utilizar, ya que algunos hosting están especialmente preparados para unos CMS en concreto, por lo que te será más sencilla la instalación.
  • También es importante elegir un hosting que permita a tu tienda online crecer. Fíjate si el hosting que elijes puede responder a tus necesidades si tu tienda online aumenta su volumen de ventas y tráfico.
  • Es recomendable que el hosting elegido pueda soportar los lenguajes de programaciónPHP y MySQL.
  • Revisa las opiniones que otros usuarios han vertido en internet sobre diferentes hostings entre los que estés dudando. Encontrarás muchas opiniones de otros usuarios que te ayudarán a decantarte.
  • Puede ser mejor no escatimar con el precio. No por elegir el hosting más barato, te quedes sin los servicios que necesita tu tienda online para funcionar correctamente y poder crecer.

 

 

Elegir un CMS o una solución en la nube

Con el fin de abaratar los costes iniciales de la tienda online, puedes elegir un CMS (Content Management System) gratuito, pero que ofrezca grandes posibilidades con un aspecto totalmente profesional. Un CMS es un programa que te servirá para crear, administrar y gestionar los contenidos que alberga una web (también una tienda online) con facilidad y sin tener altos conocimientos técnicos. En este artículo del blog tecnológico de Bilib encontrarás una guía sobre los siete mejores gestores de contenidos gratuitos de 2018.

Existen diferentes CMSs a partir de los cuales podemos crear nuestra tienda online. En este caso nos vamos a decantar por los gratuitos, pero ten en cuenta que tendrás que dedicar bastante tiempo a crear la tienda online, actualizarla, realizar las gestiones diarias necesarias y mantenerla en el tiempo. Si no dispones de ese tiempo o te urge lanzar tu plataforma de venta online, quizás sea una mejor opción delegar esta tarea en profesionales expertos que puedes seleccionar en el Directorio de Empresas Tecnológicas de Bilib en Castilla- La Mancha, o bien puedes optar por sistemas más sencillos de lanzar que pueden ser implementados en la nube.

Si vendes productos físicos y pretendes disponer de un amplio catálogo de productos, Prestashop puede ser una opción. Este CMS es opensource, de código abierto, por lo que es gratuito (aparte de la plantilla que elijas que suele ser de pago). Como pros, te permite un alto grado de personalización, como contra, su configuración es más complicada que en otros CMSs, por lo que si no te “apañas” muy bien con la tecnología, es posible que tengas que contar con la ayuda de un profesional IT que te ayude a implementarla. Eso sí, conseguirás una tienda robusta, con posibilidad de crecimiento y que podrá estar disponible en diferentes idiomas.

Otra opción de CMS muy popular es Magento, también muy completa y personalizable, aunque más complicada de implementar y gestionar que Prestashop. Cuenta con dos versiones: la gratuita (Magento Open Source) y la solución de pago (Enterprise Edition).

WooCommerce es la solución que proponen desde WordPress para crear tiendas online, más sencilla de implementar pero también algo más limitada, aunque podrás crear una tienda online bastante completa y con un buen diseño. Suele ser recomendable si necesitas integrar en un mismo espacio tienda online y blog de empresa.

Si prefieres soluciones en la nube, que pueden ser más sencillas de implementar, hoy en día contamos también con diferentes opciones. Algunas de las más destacadas son Magento Go, Paypal, E-junkie, Wazala o Shopify.

 

 

Seleccionar los métodos de pago

En cuanto a los métodos de pago, se suele recomendar incluir todos aquellos métodos que sean demandados mayoritariamente por los clientes. Si tu tienda online pretende vender únicamente en el mercado español, ten en cuenta que los métodos de pago más empleados son Paypal y las tarjetas de débito y crédito. Sin embargo, también es importante incluir la transferencia bancaria y el pago contra-reembolso, ya que muchos consumidores se decantan también por estas formas de pago.

De todas formas, si pretendes vender en otros países, deberás tener en cuenta que los consumidores extranjeros pueden estar más habituados con otros métodos de pago como giros postales, cheques o pagos fraccionados.

 

Elegir la estrategia de envíos y devoluciones

En este punto es importante que decidas cuál será tu estrategia de envíos y devoluciones. Puedes poner un límite de compra a partir del cual los envíos serán gratuitos, la opción más habitual,  decantarte por una tarifa única para todos los envíos o incluir diferentes tarifas en función de los destinos de los paquetes. Compara propuestas en diferentes operadores. La elección de la estrategia de envío puede afectar a tu tasa de conversión, así como a la rentabilidad de tu negocio, así que tómate un tiempo de reflexión. Por otro lado, debes definir cómo gestionar las devoluciones de producto. La mayoría de las tiendas online permiten la devolución gratuita.

 

 

No descuides los requisitos legales

Este punto es quizás el menos atractivo pero es determinante para la perdurabilidad de la tienda online que acabas de crear o que tienes previsto lanzar. Acude a un especialista que pueda aconsejarte sobre los pasos a seguir. Para que te hagas una idea previa, un comercio electrónico debe cumplir con los siguientes requisitos legales:

  • Estar dado de alta en el epígrafe correspondiente del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).
  • Cumplir con la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.
  • Cumplir con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI).
  • Cumplir con la  Ley de Consumidores y el Comercio Electrónico.
  • Tener visible su política de cookies que el usuario podrá aceptar o rechazar. Lo más habitual es lanzar un pop-up cuando el cliente accede al comercio.
  • Cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).
  • Incluir las condiciones de uso del servicio que deben recoger los derechos y las obligaciones de los clientes. Tienen que ser aceptadas previamente y expresamente por el consumidor antes de realizar cualquier transacción en tu tienda online.

 

Una vez creada tu tienda online es recomendable hilvanar una estrategia para atraer clientes a tu comercio electrónico. Crear un blog en el que aportar información relevante para tus clientes, tener presencia y trabajar las redes sociales e invertir en publicidad online pueden ser algunas de las acciones que puedes realizar en los primeros momentos. A largo plazo, es importante que perfiles una estrategia de marketing digital que te ayude a mantenerte y a crecer.

 

En el Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha “Bilib” podemos ofrecerte el apoyo de la Red de Asesores Tecnológicos que te ayudará a solventar  tus principales dudas tecnológicas. También te recomendamos la lectura del artículo “Qué es un plan de negocio y por qué es tan importante a la hora de emprender” de nuestro blog tecnológico y cursar el webinar gratuito Cómo crear tu tienda online con WooCommerce.

 

Valoración:  

Rating: 4.5 of 5. 2 vote(s). Click the rating bar to rate this item.