Comercio electrónico: 8 preguntas claves antes de crear una tienda online

El eCommerce sigue registrando cifras récord en España. Según el reciente estudio del Interactive Adverstising Bureau (IAB Spain) “Estudio Anual Ecommerce 2018”más del 70 % de los y las internautas españoles de la franja de edad de 16 a 65 años son compradores online habituales. La frecuencia de compra online media es de tres veces al mes y las razones principales para elegir este método de compra son la practicidad, comodidad y el ahorro de tiempo.

Por otro lado, aunque el 87 % de las compras online se hagan todavía a través del ordenador, está creciendo rápidamente el uso de los dispositivos móviles para efectuar la compra completa. Por tanto, vemos dos tendencias claras en esto del comercio electrónico: más frecuencia en la compra online y mayor uso de los móviles para llevarlas a cabo.

Es posible que tú también seas uno de esos internautas que compra habitualmente en los comercios electrónicos o que combina la compra en tienda física con la online. Pero, si además de ser usuario del comercio electrónico quieres dar el salto y vender tus productos por internet, has llegado al lugar indicado: ¡Este artículo del blog de Bilib te interesa!

En los siguientes párrafos vamos a tratar de dar respuesta a ocho preguntas claves que necesitas formularte antes de dar el paso y lanzarte a vender por internet.

 

Pregunta 1: ¿Cómo rentabilizar tu tienda online desde el principio?

Como en cualquier negocio, ya sea de venta exclusivamente física, online o que combine ambas modalidades, necesitas buscar la rentabilidad, monetizar la plataforma de venta que vas a poner en marcha.

Es importante tener en cuenta que una tienda online conseguirá una mayor rentabilidad a medio-largo plazo si tomamos las decisiones adecuadas, y es probable que los primeros meses sean un desierto... En este sentido, en ocasiones nos encontramos con la creencia de que vender online es más sencillo que si lo hicieras a través de una tienda física, pero, aunque es cierto que con una tienda online tendrás mayor potencial de crecimiento, para conseguir que una tienda online crezca y sea rentable no basta con crearla y sentarnos a esperar. Los clientes no vienen solos, tienes que atraerlos a tu tienda y generar la confianza necesaria para que acaben efectuando la compra.

Entonces, ¿qué puedes hacer? La respuesta es invertir en publicidad online para conseguir tráfico cualificado y de calidad (que aquellos consumidores que estén pensando en adquirir un producto como el tuyo, te encuentren). Puedes hacerlo a través de una campaña en Google AdWords y Google Shopping para intentar alcanzar un ROI (Retorno de la Inversión) positivo. También puede ayudarte realizar campañas en redes sociales, teniendo en cuenta las redes sociales que utilizan en mayor medida tus potenciales clientes; realizar campañas de afiliación a través de un sistema de CPA (Coste por Adquisición), etc.

Las posibilidades son muy amplias, por lo que te recomendamos contactar con profesionales del marketing digital para que puedan asesorarte en función de tus necesidades concretas. En el Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha (Bilib) tienes a tu disposición un completo listado de proveedores de confianza presentes en la Región. Descubre el Directorio de Empresas de Bilib.

 

 

Pregunta 2: ¿Conoces bien a tus competidores y sabes cómo potenciar tus fortalezas para captar leads y ventas?

Analizar a tus competidores podrá darte una ventaja competitiva. Se trata de compararte con ellos de forma realista para determinar si puedes competir o no y determinar la forma de hacerlo. A través de este análisis, podrás descubrir cuáles son sus categorías de productos más vendidas; el ‘core’ de sus productos; las técnicas y estrategias de marketing que utilizan: la imagen que muestran; los valores que comunican; su estética, etc. De esta forma, podrás decidir mejor tu posicionamiento en el mercado.

Y de esta investigación surge la necesidad de desarrollar una estrategia SEO efectiva. Realizar una investigación de palabras clave es fundamental para saber qué tipo de búsquedas realizan tus potenciales clientes, cuáles son las más populares y en qué segmento puedes lograr competir y posicionarte. En aquellas palabras clave que seas capaz de competir, puede ser interesante realizar una estrategia SEM. Aprende más sobre SEO y SEM con el curso gratuito online de Bilib: “Iniciación a SEO, SEM y Social Media”.

Por otro lado, crear un blog asociado a tu tienda online en el que publiques contenidos propios e inéditos asociados a tu marca también podrá generar ‘leads’ de calidad que puedan convertirse en ventas; así como la creación de un calendario de envío de newsletters para provocar que los ‘leads’ y los clientes que ya nos hayan comprado vuelvan con más asiduidad a tu tienda online. Si quieres saber más sobre ‘e-mail marketing’, visita el artículo “Email Marketing: el acorazado que mejor resiste el paso del tiempo en las estrategias de marketing digital”.

 

Pregunta 3: ¿Qué CMS elegir en función de tus necesidades actuales y futuras?

Como comentábamos anteriormente, puede ser importante planificar la estrategia de la tienda online como un proyecto a largo plazo. Esta concepción largo-placista implica desarrollar una plataforma eCommerce escalable, que no solo responda a las necesidades de una tienda online de reciente creación, sino que te permita afrontar su crecimiento futuro. Por ello, puede ser importante plantear una plataforma de comercio electrónico robusta desde el principio.

Claro está que todo dependerá de la inversión económica que puedas o estés dispuesto a hacer para crear la plataforma. Lo ideal es contratar los servicios profesionales de un desarrollador web especializado en creación de eCommerce. De esta forma, teniendo clara la estética que quieres transmitir, contarás con la ayuda de un profesional en esta área que podrá adaptar la plataforma a tus necesidades concretas y con las funcionalidades exactas que quieras.

Los sistemas de gestión de contenidos o CMS (del inglés content management system) más utilizados para crear tiendas online son Prestashop o WooCommmerce, entre otros. A la hora de elegir uno u otro, ten en cuenta que existen tres modalidades: los CMS 100% para tienda online como Prestashop o Magento; los CMS + pluging como  WordPress + WooCommerce o Joomla + Virtue Mart 3, y por último, las soluciones en la nube como Shopify, más sencillas y económicas, pero con menos funcionalidades. No hay una solución mejor que otra, todo dependerá de tus necesidades y presupuesto.

Eso sí, como decíamos, piensa que cada vez más los consumidores realizan sus compras desde cualquier lugar y momento a través de sus dispositivos móviles, por lo que te recomendamos una plataforma de venta online responsive, es decir, adaptada a los teléfonos móviles. De hecho, cada vez más marcas desarrollan sus plataformas de venta online directamente pensando en los móviles, ya que se espera que esta tendencia siga creciendo en los próximos años.

 

 

Pregunta 4: ¿Tu tienda online está adaptada al producto que quieres vender?

Parece una obviedad, pero en muchos casos nos topamos con tiendas online cuya imagen y estructura no están adaptadas a los usuarios potenciales. Lo primero que necesitas para atraer clientes es construir una imagen de marca atractiva para ellos. Los elementos gráficos, la forma de dirigirte a ellos, el lenguaje que utilizas en la web y los valores que transmitas deben formar tu propia personalidad como marca. Es lo que se conoce como ‘branding’.

Trabajar el ‘branding’ te permitirá conectar más y mejor con los clientes y crear relaciones más estrechas y duraderas. Es muy complicado que las tiendas online sin identidad clara que no trabajan su ‘branding’ puedan destacar en el retail online, que se caracteriza por ser altamente competitivo.

Trata de identificar las necesidades que puedan tener tus potenciales clientes a la hora de comprar tu producto. No es lo mismo vender ropa, calzado o tecnología. Por este motivo, la ficha de producto a la que acceden antes de “añadir al carrito” debe ser clara, concisa y contener toda la información que los clientes necesiten valorar antes de efectuar su compra.

Las fotografías (desde diferentes ángulos y detalles), los textos descriptivos y los packs o productos relacionados juegan un papel importante. Ten en cuenta las características de los productos para crear “filtros” que agilicen y mejoren la experiencia de compra, así como la incorporación de opcionalidades tales como  talla, color, tamaño, medidas, etc.

 

Pregunta 5: ¿A qué lugares enviarás tus pedidos?

Otra pregunta clave: ¿a qué zonas geográficas realizarás tus envíos? Es muy importante tenerlo en cuenta para definir tu política de precios en envíos. En la actualidad, las empresas de transporte disponen de diferentes tarifas en función de tus necesidades de envío. Sobra decir que lo ideal es ofrecer envíos gratuitos, pero es cierto que hay productos que por su coste de envío (debido a su peso o dimensiones, por ejemplo) no lo permiten.

En cualquier caso, procura que la política de precios en cuanto a los envíos sea clara y transparente. Que tus clientes no se lleven sorpresas a la hora de finalizar la compra, ya que esto puede mermar su nivel de confianza en la marca.

También es fundamental que tu tienda online sea clara y transparente respecto a los plazos de entrega, ya que estos tiempos determinarán, en muchos casos, si el cliente finaliza la compra o no. Intenta que el cliente conozca esta información tan relevante al comienzo de su proceso de compra. Tal y como asegura IAB Spain en su “Decálogo eCommerce 2018”, cada vez más el comprador online busca plazos de entrega más cortos, y este elemento es relevante para repetir sus compras en una tienda online.

Compara tarifas de diferentes operadores logísticos y no olvides recalcular tu ROI añadiendo estos nuevos costes para saber si aún estás en condiciones de competir.

 

 

Pregunta 6: ¿Qué diferentes formas de pago incorporar a tu tienda online?

Otro aspecto importantísimo son las formas de pago que ofrecer a tus clientes. Aunque es cierto que la confianza en los comercios electrónicos ha aumentado considerablemente en los últimos años, todavía podemos encontrarnos con clientes reticentes y desconfiados en las plataformas de pago online, por lo que ofrecer diversas opciones de pago además del pago con tarjeta de crédito/débito o Paypal, como el pago contra-reembolso, por ejemplo, puede abrirnos las puertas a compras de clientes dudosos.

En este punto, consulta las comisiones que pueden aplicarte sistemas de pago seguro como Paypal. De nuevo, esto determinará si tu retorno de la inversión (ROI) es el esperado.

Conocer los hábitos de compra de tus clientes y las formas de pago que prefieren te ayudará a elegir. El último paso del proceso de compra no debe descuidarse ya que es bastante habitual que los clientes abandonen el “carrito de compra” en el último momento porque no se cumplen sus expectativas. Elijas los que elijas, deben transmitir confianza, comodidad y mejorar la experiencia de compra.

 

Pregunta 7: ¿Cuál será tu política de devoluciones?

No menos importante es la política de devoluciones. Por este motivo, puede ser muy útil incluir una página específica en tu tienda online en la que se explique con detalle la política de devoluciones de la marca. Además de esta página detallada, puede ser recomendable incluir pequeños textos informativos en la ficha de producto y en el carrito de compra para que el cliente no tenga ninguna duda.

Un punto clave es que consultes con tus proveedores de productos (si los tuvieras) qué posibilidades ofrecen en cuanto a las devoluciones para garantizar que tu sistema de devoluciones sea adecuado y sume en la experiencia de compra del cliente. Otros aspectos claves son: el volumen de stock disponible e informar al cliente en todo momento del estado de su devolución.

 

 

Pregunta 8: ¿Es recomendable que los clientes dejen sus opiniones?

La respuesta suele ser afirmativa. Un porcentaje altísimo de consumidores se dejan orientar por otros compradores. Estas opiniones transmiten confianza a los nuevos compradores que ven como otro igual (un consumidor igual que ellos) ha realizado la compra y la ha valorado. La opacidad y falta de transparencia nunca es buena opción cuando vamos a vender online.

De todas formas, debes tener en cuenta la repercusión que puede tener una reseña negativa, pero piensa que la mayoría de plataformas permiten moderar, aprobar o eliminar los mensajes.

 

Conclusiones.

En resumen, a la hora de crear una plataforma eCommerce y comenzar a vender por internet es recomendarse parar y tomar algunas decisiones previas que evitarán conflictos posteriores. Como aspectos claves, no descuides la tendencia creciente de venta online a través de dispositivos móviles habilitando la versión ‘responsive’ en tu plataforma de venta online; ten en cuenta que sin una mínima inversión en publicidad online es improbable que tus potenciales clientes te encuentren en el océano de internet; y para aumentar la frecuencia de compra, piensa en adaptarte a las necesidades de tus clientes, mejorar sus experiencias de compra y comunicarte con ellos a través del e-mail marketing.

Otros aspectos importantes son crear un blog asociado a la tienda online para “humanizar” la marca; así como trabajar el ‘branding’ para construir una marca robusta que genere un vínculo duradero con tus clientes.

 

Si quieres saber más sobre creación de tiendas online, visita los artículos del blog TIC de Bilib “Iniciación al comercio electrónico: cómo crear tu propia tienda online” y “Comercio electrónico: ventajas e inconvenientes de vender en marketplaces”.

También puedes acceder a los cursos online gratuitos de la plataforma e-learning Formados de Bilib. Te proponemos el curso “Iniciación a SEO, SEM y Social Media” que podrá ayudarte en el proceso de despegue de tu tienda online y, sobre todo, un curso recién llegado a la plataforma: "Marketing Online para Pymes" (SEM, SEO y PPC) con el que podrás profundizar en las estrategias SEM, SEO y PPC en pro de los beneficios de tu empresa.

Valoración:  

Valoración: 4.7 de 5. 6 voto(s). Pulsa para enviar tu valoración.